Luz roja en el Ayuntamiento

Cita en el Sur

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

El español Alemany, del portal pisos.com, indica que Málaga es la cuarta provincia de España donde más sube el precio de la vivienda. Como para plantearse abrir una oficina, como hizo José Antonio Griñán cuando era presidente de la Junta. Eran buenos tiempos y uno podía permitirse abrir una segunda oficina pero no pisarla. Juanma Moreno, el líder del PP andaluz, anunció ayer que abría una, pero virtual, así se evita otra llave en el bolsillo e incluso tener que pisarla. La nueva oficina del PP andaluz va a destinarse para denuncias de enchufismo del PSOE, y el mismo día de su apertura Raúl López, exconcejal del PP en el Ayuntamiento de Málaga, no aclaró a Sergio Brenes, del PSOE, qué iba a pasar con la dirección de Smassa, la sociedad municipal de aparcamientos, que cuenta con dos directores, uno de ellos el exconcejal, cuando la ley, y un acuerdo plenario de 2014, sólo permite uno. El problema es que, como deseaba Roberto Carlos en aquella lejana canción, todos tenemos un millón de amigos, y un montón de familiares, y da no sé qué contratar a otro cuando mi cuñado lo haría igual de bien que tú. El problema llega cuando el dinero gestionado es público y no podemos pasarnos las contrataciones por donde nos dé la gana, pues podría convertirse en dinero púbico. Sin salir de nuestra diversa provincia, todos los partidos han contado con sonoros casos de enchufismo, por lo que la oficina virtual debería ampliarse a cualquier caso, sea del partido que sea. Los casos denunciables tendrían que pasar pronto desde la oficina virtual al juzgado terrenal.

La familia es muy importante, y cada vez dura más, con lo que el enchufismo va a complicarse como no lo detengamos. La esperanza de vida ha aumentado en Málaga tres años en la última década, así que todo indica que vamos a seguir aguantando a nuestros cuñados un rato más, y ante los más insistentes se nos acabarán los argumentos para no colocarlos. La ética no es un argumento de peso. En Málaga los pisos cada vez están más caros y los inquilinos más viejos. Hay cinco mil personas mayores de ochenta años que viven solas en la capital. El genial Chiquito de la Calzada se cayó al suelo y tardaron en percatarse. Hay que aplaudir la iniciativa del Ayuntamiento de velar por estas cinco mil personas a través del consumo de agua. Puede conocerse en tiempo real si alguien lleva horas sin abrir el grifo o tirar de la cisterna a través de los contadores inteligentes. Dejarse la tapa del váter levantada ya depende de cada cual. El apartado técnico está resuelto, indicó el concejal Raúl Jiménez (no debe confundirse con Raúl López, el de más arriba). Una buena noticia y sin duda una tranquilidad. No es suficiente con vivir más, hay que vivir mejor. Me tranquiliza saber que cuando sea viejo una lucecita roja se encenderá en el despacho del alcalde cada vez que tire de la cisterna. Aunque si saben eso da miedo pensar qué no sabrán.

Fotos

Vídeos