Puigdemont en Málaga

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

España es el segundo país del mundo más visitado por turistas. El primero es Francia, que es el segundo que más nos visita tras Reino Unido, el cual está saliendo de la Unión Europea y cuyo líder del partido eurófobo, que defiende que lo británico es lo mejor, se ha casado tres veces, dos de ellas con una rusa (una rusa cada vez) y otra con una danesa, como la profesora que le preguntó a Puigdemont en Copenhague qué pasaba con la mitad de la población catalana no partidaria de la independencia. Había una posibilidad de que detuvieran a Puigdemont en su primera salida de la nublada Bruselas y tal vez lo buscaba, de hecho sólo compró un billete de ida, pero recorrerá las calles de la hermosa Copenhague en libertad y se reunirá con diputados de las Islas Feroe, que pertenecen al Reino de Dinamarca pero son un país independiente, aunque quieren serlo más todavía y han anunciado un referéndum. No sé si el Gobierno danés pedirá asesoramiento al ministro Zoido para localizar las urnas. Zoido ha dicho que trabaja en intentar que Puigdemont no cruce nuestra frontera de incógnito, aunque no hay quien lo confunda. Una de las opciones que se maneja es que intente hacerlo en el maletero de un coche, como si fuera a la boda de Farruquito, que invitó a mil personas y se presentaron dos mil, y como no había croquetas para todos invadieron la cocina ante el estupor de cocineros y camareros, que cada vez hay más porque somos el segundo país del mundo más visitado por turistas.

En Málaga hay numerosas empresas de eventos que te organizan la boda, pero una buena idea para quien tenga dudas es consultar con el experto Henry Bolton, el inglés de arriba, líder de UKIP (Partido por la Independencia de Reino Unido), que con sólo 54 años se ha casado tres veces, aunque se ha divorciado también tres, pues a la cuarta va la vencida y ha dejado a su segunda rusa y tercera esposa, y a los hijos que tenía con ella, por una, esta vez sí, inglesa de 25. En Inglaterra han criticado mucho que lo haya hecho en vísperas de Navidad... ¿cuándo es el mejor momento para dejar a alguien? En Málaga quieren dejar de dar licencias para bares y restaurantes, o limitarlas, porque algunas noches el centro entero parece la celebración de una boda. No hay que olvidar que el turismo deja dinero y genera mucho empleo, a menudo precario, pero es necesario encontrar un equilibrio. ¿Será capaz Zoido de encontrar a Puigdemont? Sin billete de vuelta a Bruselas, podría subir a un crucero en Dinamarca y llegar al puerto de Málaga. El ex president podría reunirse aquí con el presidente Al Thani y tuitear algo juntos, que este país es muy corrupto, como ambos han dicho en alguna ocasión, mientras se comen unas croquetas. El presidente de la Asociación de Hosteleros de Málaga afirma que como empresarios defienden el libre mercado. Málaga está en un momento estupendo, pero esto hay que controlarlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos