El PSOE de Málaga, en su encrucijada congresual

EL RESERVADO

Esta semana comienzan las asambleas para elegir los delegados al cónclave andaluz con la incógnita de si habrá listas de integración

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El PSOE celebrará del lunes al miércoles las asambleas en el centenar de agrupaciones locales y de distritos de Málaga para elegir a los delegados que acudirán, el próximo sábado, 22 de julio, al congreso provincial extraordinario -conocido como el 'congresillo'- donde se deberá aprobar la lista de 62 delegados malagueños que irán los días 29 y 30 de julio a Sevilla para participar en el XIII Congreso del PSOE de Andalucía. El hecho de que sólo haya una candidatura a la secretaría general regional, la de Susana Díaz, y de que los sanchistas no hayan planteado batalla ha provocado que el ambiente haya sido más tranquilo que el vivido para el federal. La incógnita ahora es si en esas listas va a haber integración o los susanistas harán valer su mayoría en la provincia.

En este sentido, desde el sector susanista malagueño se sostiene que no se puede afrontar este proceso con las mismas claves que el federal -cuando Díaz se midió a Pedro Sánchez y Patxi López- y defienden que la mayoría del partido en la provincia respaldan el proyecto de la candidata a la reelección como secretaria general y presidenta de la Junta. Una postura de la que se colige que no hay una predisposición a pactar cuotas tanto en las listas al 'congresillo' y al congreso regional. En este sentido, su posición es la de que habrá una lista al congreso regional encabezada por el actual secretario general, Miguel Ángel Heredia, que será cremallera y representativa de todos los territorios.

Desde las filas sanchistas malagueñas, el planteamiento es diferente y abogan por la vía del diálogo para lograr candidaturas unitarias tanto al 'congresillo' como al congreso regional en las que se sientan representadas «todas las sensibilidades del partido», según subrayan fuentes consultadas. A ello se une que hay agrupaciones que avanzan que van a repetir el esquema de reparto de puestos de delegados en los mismos términos que se hizo para el federal.

Esta disparidad de criterios y posturas evidencia que ambas facciones ya están preparando el congreso provincial del próximo otoño en el que se deberá elegir a un nuevo secretario general toda vez que se da por hecho que Heredia no repetirá y donde se prevé una dura batalla entre los susanistas y los sanchistas, que presentarán candidaturas, así como de otros posibles aspirantes a liderar el partido como Soraya García Mesa, alcaldesa de Benaoján.

Su candidatura está siendo apoyada por algunos sanchistas críticos como el alcalde de Cártama, Jorge Gallardo, o el secretario general del partido en Fuengirola, Javier García León. Estos movimientos de la susanista Soraya García están generando cierto malestar en una parte de los susanistas de la provincia y de Andalucía, que no entienden que ahora se posicione junto a aquellos que se alinearon contra Susana Díaz en las primarias para el federal.

Precisamente Jorge Gallardo fue uno de los asistentes a la reunión de sanchistas de toda Andalucía que el pasado miércoles se celebró en Antequera con la presencia de Francisco Toscano, alcalde de Dos Hermanas (Sevilla), uno de los más firmes aliados de Pedro Sánchez en Andalucía. Poco ha trascendido de este encuentro y las fuentes consultadas apuntaron que se trató sólo de una comida de amigos en la que se habló de política, del desarrollo del pasado congreso federal y de los próximos cónclaves provinciales, pero no se fijaron estrategias comunes de actuación cara al futuro.

Un futuro, donde el PSOE de la provincia se encuentra en su particular laberinto, de alianzas cambiantes y movimientos oscilantes, que dibujan un escenario complejo y que augura una fuerte batalla en el congreso provincial.

Y otro congreso celebrado este fin de semana ha sido el de las Juventudes Socialistas de España en Madrid, que ha estado presidido por el líder de la rama juvenil socialista en Andalucía, el malagueño José Carlos Durán. Este hizo un balance positivo de este cónclave donde la región gana peso político al asumir la secretaría de Organización en la figura del sevillano Agustín Cañete y Málaga gana un puesto en el comité federal del PSOE al entrar el propio Durán en su calidad de secretario general de Juventudes Socialistas en Andalucía.

Por otro lado, los últimos cambios acometidos en las estructuras de la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial han tenido una consecuencia curiosa: los dos máximos responsables de las políticas turísticas son oriundos de Fuente de Piedra. Se trata de Cristóbal Fernández, exalcalde de esta localidad y nuevo consejero delegado de Turismo Andaluz, y Jacobo Florido, concejal en este municipio de la comarca antequerana y nuevo consejero de la empresa provincial Turismo Costa del Sol.

Mientras tanto, el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga, Mario Cortés, se enzarzó en la red social Twitter con bomberos a cuenta los sueldos y complementos que estos perciben en un episodio más de la escalada de enfrentamiento entre este colectivo y el Ayuntamiento en los últimos ocho meses.

Fotos

Vídeos