Propósitos

ROSA BELMONTE

El otro día me sentí como Susana Díaz cuando se viste igual que la Reina y se pone al lado. Golda (sin el Meir). En una clase en el gimnasio me encontré, y al principio estábamos solas, con una chica joven y delgada que llevaba, como yo, una camiseta gris y un pantalón negro corto. Parecíamos Keira Knightley y María Luisa Ponte con la misma ropa. Se acaba el verano y empiezan los buenos propósitos. No he dejado de ir al gimnasio, así que ese no cuenta. «Tienes que saber lo que vas a conseguir», decía Gertrude Stein de los propósitos. Umbral escribió que Gertrude era la Pitita de Hemingway (en una carta a la propia Pitita Ridruejo: ya que Martín Ferrand bromeaba con que eran la generación perdida, ella podía ser su Gertrude Stein). Siguiendo su consejo, sé lo que voy a conseguir, haga lo que haga. De mayor voy a parecerme a Ponte o a Stein (siempre es mejor que a Stalin). Entre la gordofobia y la islamofobia sólo hay una letra de más.

Fotos

Vídeos