PRIMARIAS ABIERTAS PARA ALCALDES EN EL PSOE

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

CON la presentación ayer en Aguilar de la Frontera de los candidatos del PP a las municipales en pueblos de menos de 20.000 habitantes se abre la precampaña para las municipales en Andalucía. Salvo en el PP, que ha metido la sexta en la configuración de candidaturas locales, en los demás partidos lo que empieza en realidad es el runrún de alcaldables. Y en ese runrún ha venido a inquietar en Andalucía el anuncio del PSOE federal de unas primarias abiertas a los simpatizantes, no ya solo para las autonómicas, sino también para los aspirantes a alcaldes. La inquietud se basa en que el proceso abre otra vez la posibilidad de que los sanchistas consigan cuota de poder en Andalucía.

Era lo aprobado en el congreso federal que aupó de nuevo a Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE en junio pasado, pero hasta que José Luis Ábalos no ha puesto fecha al comité en el que anunciará el nuevo reglamento que rija esas primarias, posiblemente el próximo 24 de febrero, los socialistas andaluces han rehuido tocar el asunto. Ahora se sabe que Ferraz quiere que las candidaturas comiencen a cerrarse antes de septiembre, mientras en el PSOE andaluz siempre se dijo que habría que esperar a comienzos de 2019, cuando ya PP y Podemos hayan desvelado sus nombres. Las municipales tocan en junio del próximo año junto a las europeas, para las que también el PSOE quiere un proceso de designación abierto a los votantes sin carnet.

Esas primarias con simpatizantes no afectarán a Susana Díaz para su candidatura a la Junta, salvo que lo aprobase el comité director por mayoría, cosa que no va a pasar. Como tampoco es previsible que ocurra en las demás comunidades donde gobierna el PSOE, salvo en el Principado de Asturias porque Javier Fernández no repetirá.

¿Pero qué pasará en las capitales y ciudades de más de 50.000 habitantes? El PSOE aprobó en 2014 las primarias abiertas a simpatizantes previa inscripción para generales, aunque no se ha puesto en práctica. Ahora también se abre esta posibilidad a los alcaldables. El PSOE no arriesgará a sus regidores de las principales ciudades, entre ellas Sevilla, Granada y Córdoba, con los que se ha retratado Sánchez y Ábalos en su primera incursión en Andalucía, pero las primarias sí se deben celebrar en las que no gobierna, como Cádiz, Málaga, Almería y Jaén.

Los congresos provinciales andaluces corroboraron el pasado verano el control de Susana Díaz del PSOE frente a los sanchistas en todo el territorio, aunque no ocurrió lo mismo en los procesos locales. En la capital de Almería ganó un sanchista. Pero además, Díaz controla la militancia, no así a los simpatizantes, algunos posiblemente más proclives al secretario general. Ahora cabe la posibilidad de que gane un candidato/a de Sánchez frente a los de Díaz en capitales como Málaga y Cádiz. Pronto nos creímos que fumaban la pipa de la paz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos