EL PRECIPICIO YA ESTÁ AQUÍ

Antonio Góngora
ANTONIO GÓNGORA

El choque de anoche pudo suponer la última oportunidad para que el Málaga reaccionara a tiempo en busca del milagro, pero una vez más fue imposible. Un pésimo arbitraje, que le perjudicó (anuló un gol dudoso), y un arreón final del Valencia fueron argumentos para sumar otra derrota. El gol de Ideye resultó insuficiente y el equipo blanquiazul se mantiene como colista, lejos del deseado cambio de rumbo. El precipicio, el desastre está ya muy próximo cuando faltan nada menos que catorce jornadas. De nuevo, el rival ganó con cierta claridad, con polémica arbitral, después del gran esfuerzo y sacrificio del equipo blanquiazul.

Los cambios no mejoraron el nivel, al revés de lo ocurrido en el contrario. En el Málaga entraron Keko, Lacen y Rolan para refrescar el equipo. Estas variaciones, sin embargo coincidieron con las del Valencia, con Zaza, Rodrigo y Ferrán Torres. En el caso del conjunto de casa, el rendimiento bajó ostensiblemente, mientras que en el cuadro visitante ocurrió lo contrario. La reacción del once levantino llegó en momentos aislados hasta darle la vuelta al marcador.

El público sigue a la espera de un triunfo en casa tres meses después. La afición siempre estuvo cerca de su equipo, al que animó y arropó, y eso que lleva desde el 19 de noviembre sin ver a los suyos ganar, cuando se deshizo del Deportivo en La Rosaleda. Los seguidores volvieron a dar una lección de amor a sus colores y vieron cerca la opción del triunfo, pero al final se esfumó y volvieron los fantasmas del pasado. Vivieron otra desagradable derrota, que ya suena a caos.

Ataque más sólido y con hombres complementarios, pese a la derrota. Las pruebas fueron una constante en el Málaga desde el arranque de la temporada. Ni Míchel antes ni Jose ahora encontraron una solución ideal. El nuevo técnico sigue haciendo cambios entre los recién llegados para encontrar soluciones que no llegan. Sin embargo, ayer se vio ya una confección ofensiva más equilibrada. Con Lestienne ya en el campo, con detalles interesantes (aunque sin ritmo de juego), y una delantera muy trabajadora, el conjunto blanquizal ofreció otra imagen. Ideye mejoró, igual que Chory Castro, mientras que En-Nesyri sigue entregándose en el campo en ataque y defensa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos