PINCHA EL 'CASO ERE'

Lalia González
LALIA GONZÁLEZ

El informe que el Ministerio de Trabajo ha enviado esta semana al Juzgado de los ERE -por simplificar- no debe quedar sepultado entre la vorágine de la actualidad. Viene a decir que las ayudas extraordinarias para jubilaciones en expedientes de regulación de empleo se hacían también desde el Gobierno central como aquí, sin concurrencia, a petición de parte y que las pólizas eran negociadas entre los trabajadores y empresas aseguradoras. Es decir, que el que la mediática jueza Alaya considera 'procedimiento específico' de la Junta de Andalucía, por el que se sentarán en el banquillo dos expresidentes andaluces, Chaves y Griñán, y una veintena de ex altos cargos, es similar al nacional, y que se rige por la misma orden ministerial que, para organizar las grandes reconversiones industriales españolas, dictó el propio Griñán como ministro de Trabajo.

Además, el informe del Ministerio a la jueza del caso, fecha de entrada 26 de septiembre, incluye entre las más de 200 ayudas distribuidas por el Gobierno central el ERE de la Faja Pirítica de Huelva, gestionado por Zoido como delegado del Gobierno y Zaplana como ministro, en el que la Guardia Civil ha detectado la presencia de 56 intrusos, casi tantos como en todos los demás expedientes de toda la comunidad. Y eso a pesar de que Zoido dijo que los había revisado uno a uno. Se trata de empleados de oficinas, de limpieza, etc. a los que se aplicaron los mismos coeficientes reductores que si hubieran estado trabajando en la mina, para que consiguieran mejores condiciones en su prejubilación. De lo que se infiere que el problema en las irregularidades no estuvo en el procedimiento, sino en el factor humano, es decir, en el gestor. Carmen Martínez Aguayo lo calificó de «apropiación de nóminas». ¿Por qué Mercedes Alaya rechazó investigar el ERE de la Faja Pirítica y desestimó la orden ministerial citada?

La bola de los ERE parece que pincha. Mejor tarde que nunca.

Fotos

Vídeos