La rotonda

La pimporrá

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

UNA 'pimporrá' de millones han caído en Málaga. Porque 'pimporrá', palabra malagueña (a Antonio Garrido dedico) por los 'cuatro costaos' es plural, no singular. Y eso, una 'pimporrá' de millones, casi 129 millones de euros, que dicho así puede parecer cualquier cosa, pero no, para nada. Si decimos que en las fenecidas pesetas lo que nos llegó ayer merced a la fortuna y a los designios del Cautivo y/o de la Zamarrilla equivale a 21.297 millones ya la cosa varía, sin duda. Pues eso, 129 millones de euros, más de 21.200 millones de pesetas, es lo que la Lotería ha dejado para enorme alegría de unos cuantos y una sana envidia del resto: «Mira que estuve a punto de parar en esa lotería..». Que aquí, en Málaga, las administraciones de lotería sólo tienen apellido. La Biznaga se llama. Vamos, más malagueño imposible. Cuentan de todo, pero lo mejor son los que están contando desde ayer al mediodía los sueños que se van a hacer realidad. Dicen que hay mucho y muy repartido, y entre no pocos trinitarios y percheleros necesitados. Bendito sea. También quien él solito ingresará este lunes en su banco (o en su móvil, que ya uno no sabe de esto...) más de 60 millones de euros en su cuenta corriente. Bendita cuenta, que ya no tendrá que hacerlas más. Lo quesí es seguro es que la flota de vehículos del Área de Movilidad del Ayuntamiento de Málaga va a sufrir un importante cambio en las próximas semanas. Tanto billete venido del azar contagiará, porque no sólo es la fortuna para el que le toca, sino que la cadena irá sumando eslabones, porque ahora se comprarán coches, muebles, casas, se harán viajes. Eso, lo que hace el dinero, que todo, o casi, lo puede. Tiene que ser un gustazo que te llamen cuando estás comprando en Primark e inmediatamente cruces la calle para irte a El Corte Inglés. Cosas de la vida. Málaga recibió ayer el más importante premio de Lotería de su historia. Ya era hora, porque aquí gusta jugar, y últimamente casi ni llegaban las pedreas. Ahora el 'gordo' ( no confundir con Papa Noël) ha caído de lleno en el corazón de calle Mármoles, en la primera zona de expansión de la Málaga de extramuros, barrio histórico cargado de siglos, a escasos metros de la ermita a la que dio nombre el bandido que se escondió bajo el manto de la Virgen trinitaria-perchelera. A muchos, esta 'pimporrá' les ha subido lo que no está en los escritos los números de su cuenta corriente, pero a todos nos ha subido la moral. Que la Lotería Nacional haya caído en su sorteo más importante del año en Málaga es un final apoteósico a un año extraño, como todos, pero que ahora sabe mucho mejor. Nadie sabe lo difícil que es el día de la Lotería en un periódico cuando no hay para escribir algo más allá que una pedrea. Ayer, en SUR, todo fue distinto. La pena es que Manolo no nos trajo décimos...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos