En la piel del turista

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Cada uno, en algún momento de su vida, ejerce como turista y desea que ese tiempo esté lleno de sensaciones, de emociones y de recuerdos. Viajar no es ni muchos menos cumplir con la lista de museos, monumentos o restaurantes que uno no puede perderse cuando visita un rincón concreto del mundo. Viajar es vivir nuevas formas de relacionarse, nuevas culturas, rememorar episodios de una historia, que de vez en cuando viene bien revisar, o descubrir nuevos sabores. Pero es, sobre todo, disfrutar de unos días que pasarán a tu memoria si en ellas has recibido ese mimo y ese trato especial que se exige cuando uno además de persona es viajero.

Pero cada uno es un mundo y en su particular ser desea cosas que para otros no son nada llamativas, o busca satisfacer aficiones poco generalizadas. Hay quien organiza su viaje en función de algo tan clásico como asistir a un partido de fútbol, pero también los hay que el motivo central es visitar las tumbas de algunos de sus ídolos, o conocer el máximo de edificios románicos, góticos o árabes. Como dice el refranero español: para gustos están los colores.

En este mundo globalizado y fuertemente competitivo, para el sector es clave ponerse en la piel del viajero, sentir como él y saber qué le agrada. Aquí radicará el éxito de su negocio, de la oferta global del destino y del conjunto de una industria que es el alma de la economía local, provincial o nacional. En estos tiempos de revolución tecnológica se impone implantar sistemas que permitan conocer al cliente antes de que llegue a la Costa, lo que también facilita su conquista. En Andalucía esto ya es posible con el proyecto de Smart Data, al que el consejero de Turismo, Francisco Javier Fernández, se comprometió cuando tomó posesión del cargo y que ha hecho realidad en estos días. La iniciativa, que se extiende a las ocho capitales, junto a Jerez, Marbella y las empresas turísticas, permite consultar datos, totalmente ordenados, que permitirán meterse en la piel del viajero y hacer de su estancia un recuerdo de por vida. Este es el camino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos