La pensión del abuelo

Cita en el sur

Gracias a la pérdida de valor de las pensiones nuestros nietos no irán a la cárcel

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

Un exespía ruso y su hija se encuentran en estado crítico por un posible envenenamiento a 140 kilómetros de Londres. Serguéi Skripal era un agente doble. Cobró 80.000 euros por sus servicios a Londres y fue detenido y posteriormente liberado en un canje de espías. Un año después de recuperar la libertad se compró una casa de 300.000 euros en Salisbury. La pagó al contado. El mismo día que el exespía y su hija se intoxicaron en Salisbury, se intoxicaron en Londres dos turistas españoles. Uno de ellos se encuentra ingresado en estado crítico y el otro, mallorquín, ha muerto. También el mismo día, cuatro turistas mallorquinas murieron en un accidente de tráfico en Miami. En España el juez tiene que elegir entre Campos y Costa pero no como opción turística sino como confesión verdadera. Una u otra. Campos en catalán es camps y costa es costa. Camps mantiene que no sabía cómo se financiaba el PP y Campos admite que entregó 'paquetitos' con dinero. El dinero no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Costa no habló de 'paquetitos' sino de 'sobres'. Dice que Campos le enseñó los sobres. Mira lo que tengo. ¿Cuánto dinero cabe en un sobre? El exespía ruso recibió mucho dinero y después un polvo mágico que la policía no ha identificado. El ministro de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, ha sugerido que si se confirma que Rusia está detrás del crimen la selección inglesa no iría al Mundial de Rusia. Menudo pelotazo.

En Málaga han acusado a una mujer de cobrar 130.000 euros de la pensión de su padre, que murió hace 23 años. La cantidad exacta es 130.230 euros, aunque se han recuperado 217,20 euros. Sólo faltan 130.022,80 euros. La Fiscalía pide seis años de prisión y que devuelva el dinero. Un día antes condenaron en Málaga a otra mujer por cobrar durante 13 años la pensión de su abuelo fallecido. El abuelo percibía una paga en concepto de viudedad y la procesada se quedó con 90.525 euros. El abuelo había fallecido el 20 de noviembre de 2003. El 20 de noviembre es un buen día para morir. Ese día murieron Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera. Lo bueno del actual sistema de pensiones es que mis nietos no serán condenados por quedarse con mi pensión porque no valdrá la pena. Podrían cortarme el dedo índice y meterlo en el congelador, envuelto en una bolsa oscura para no toparse con el dedo cada vez que fuesen a coger una chuleta de cerdo congelada. España es la tercera potencia porcina del mundo y mis nietos que no se beneficiaran de la estafa calificarían de cerdos a sus primos, incluso hermanos, por haber sido capaces de cortar mi dedo. O por haberlo hecho sin haber repartido el dinero. Con los nietos ya se sabe. Pero mi pensión será ridícula y además no podré seguir escribiendo sin renunciar a ella. Soy donante de órganos, pero es una tranquilidad saber que, en principio, nadie me cortará el dedo cuando muera. No me dolería porque ya estaría muerto pero yo qué sé.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos