Pecados

Madre no hay más que una, aunque puede haber dos. O ninguna

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

La Marca Barcelona no pasa por sus mejores momentos. El domingo actuó Elton John en la ciudad condal y el lunes se murió su madre, aunque también podría ser casualidad, claro. La madre se apellidaba Farebrother, que puede traducirse como la tarifa del hermano, pero nosotros todavía tenemos que cargar con el hijo. Se llevaban bastante mal, pero acababan de reconciliarse y va y se muere, con sólo 92 años. A través de las redes sociales el cantante ha pedido a su madre que viaje segura, o sea: que se abroche el cinturón de seguridad espiritual, algo así. Habían estado casi diez años sin hablarse porque las relaciones familiares son complicadas, y encima ahora viene Nochebuena. De hecho leo apesadumbrado que la madre celebró su 90 cumpleaños sin su hijo. Lo celebró en un restaurante español de Londres, 'Restaurante Andalucía', lo que indica que tanto la Marca España como la Marca Andalucía están resurgiendo, aunque el lío este del baloncesto base, las multas y las prohibiciones no juegan a favor. A Elton John le gusta comer pizza con sus hijos, y su madre prefiere una tapa de ensaladilla rusa. Me encanta que la comida de aquí se apellide rusa, porque al final todo es una mezcla, o un lío. Ayer, sin ir más lejos, se celebró el día de la Inmaculada Concepción, que es fiesta nacional. Muchos catalanes se fueron a celebrar la fiesta a Bruselas, donde cuarenta y cinco mil manifestantes clamaron por la independencia de Cataluña y en contra de la España franquista. Se les unieron los nacionalistas flamencos, que son flamencamente racistas.

Lo malo de comprometerte en algo con más gente es que se tienen unos puntos en común pero otros no, y al final sales en la foto abrazando a un racista. Yo estoy en contra de la España franquista y del hilo musical que incluye canciones de Elton John. La primera vez que fui a una manifestación tenía 9 años. La convocatoria era festiva y mi padre, que cumplía años, nos llevó a mi hermana y a mí. Acabamos dentro de la catedral porque la policía daba leña a diestra y siniestra (sobre todo a siniestra) y mató a un joven en la esquina de la Alameda de Colón. A los 17 fui a una de estudiantes madrileños porque me pilló allí y un policía me miró. Yo le dije perdone, no tengo nada que ver, oiga, soy de Málaga, y me dio un porrazo que todavía me duele. Cerca de Bruselas corre el río Mosa, que siguiéndolo hasta Holanda llega al lugar de una batalla de los tercios de Flandes, que vencieron un 8 de diciembre de hace cuatrocientos treinta y dos años apoyados por una tabla flamenca de la Inmaculada. El dogma de fe es que la Virgen nació sin pecado original, que muchos confunden con la maternidad virginal y no tiene nada que ver. Hace unos días una mujer de Málaga dio a luz gemelos sin estar embarazada. No lo sabía, que es casi lo mismo. Menuda Navidad le espera. Los cinco médicos que la habían atendido cinco veces sin detectarle el embarazo tienen pecado. El pecado original es sólo el del primero, el del resto sería repetido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos