¿Qué os pasa en España?

La rotonda

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

Ya en otoño, tras uno de los veranos de mayor esplendor del turismo nacional, andaluz y malagueño de la historia, el sector comienza a pensar en la campaña del año que viene, porque en este asunto, las cosas no son un huevo que se echa a freír en el sentido de que todo hay que prepararlo con bastante antelación. Es lo que sucede con las campañas promocionales, hay que hacerlas pensando en un retorno a medio y largo plazo, pero nunca de un día para otro.

Ocurre que en este preparar el año 2018, las ferias de gran peso internacional tienen una gran importancia, y son muchas las empresas y organismos que están ultimando la World Travel Market de Londres, que se celebrará entre el 6 y el 8 de noviembre en ExCel, en un momento además muy especial por la situación de la Gran Bretaña del Brexit.

Ocurre que no le ha sucedido ni a uno, ni a dos, ni a tres, sino a muchos más profesionales: en cuanto ha comenzado a organizar las agendas para la cita de Londres, la pregunta es la misma para todos ellos:

-Pero, ¿qué os pasa en España?

Es curioso que eso lo pregunten donde se suspendió de un plumazo la autonomía de Escocia y no pasó nada, pero no es menos cierto que las noticias que llegan allí de España son verdaderamente de susto... Cuidado y digo 'de España' porque allí la gente no tiene ni idea de la distancia que hay entre Torremolinos y Salou, por poner un ejemplo, lo mismo que muy pocos españoles sabrán la distancia entre Bray on Thames y Londres, entre Manchester y Newcastle... O, si nos vamos a Alemania, entre Berlín y Hamburgo...

Igual ocurre con l mayoría de los turistas extranjeros que nos visitan. «¿Qué pasa en España?» «¿Hay mucho follón?» «¿Va a pasar algo?» Y encima llega Guardiola, llamado Pep, y en las ruedas de prensa dice que el problema de España (ojo, España) no es otro sino que no hay democracia, que aquí, más o menos, se está ahogando a la Cataluña de Puigdemont, Junqueras y Rufián, los grandes adalides de las conquistas sociales logradas en nuestro país en los últimos 50 años (sic).

La imagen que estamos dando al mundo es lamentable, y repito, que fuera de nuestras fronteras no diferencian entre comunidades ni entre ciudades, allá se habla de 'España' y punto. Lo mismo que cuando el atentado de Las Ramblas, la mayoría de medios británicos hablaban de 'Atentado terrorista en España', o, si acaso 'en Barcelona', no 'en Cataluña'. Porque para un francés, un inglés o un alemán, Cataluña es España, y la idea que les llega a todos es que aquí estamos una situación límite, en un momento terrible de inestabilidad y de inseguridad, o sea, todo lo necesario para fastidiar al turismo, lo que sucede es que no sólo se fastidiará al turismo catalán, sino el de toda España. Pero no se preocupen. Ese peligro (real) a Puigdemont, a Junqueras, a Rufián o a Guardiola, les importa lo que a un sereno un pito...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos