Parlanchín

ROSA BELMONTE

Rajoy llamó a Rivera parlanchín (sin citarlo) pero no chantajista, tampoco hay que pasarse. Cuenta Cristina de la Hoz que, en lo del máster, Cospedal es partidaria de resistir, de no cortar la cabeza de Cifuentes, de dejar que Ciudadanos corra con el desgaste de apoyar al PSOE y Podemos. El partido de Rivera ha encargado una encuesta para ver si la maniobra de echar a Cifuentes tiene coste electoral. Su bola de cristal les ha dicho que no, que serían la primera fuerza en unas elecciones. Demonios, el día antes, el PSOE anunció otro sondeo interno que daba la victoria a los socialistas. El chorreo de ahora mismo en los medios de comunicación tiene que ver con lo que la gente responde. Quizá varíe en unos meses. Hoy da igual la anomalía de que Errejón, el niño de la beca, pretenda ser candidato. Sólo importan las torpezas de Cifuentes. Cospedal tiene principios y estrategia. En cuanto a Rajoy, a ver qué hace con su urraca parlanchina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos