Parecidos razonables

Una macroencuesta ha preguntado a miles de jóvenes a quién les gustaría parecerse

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

Lo mejor de que el PSG de París haya fichado a Neymar es que ya no nos van a contar más que el PSG a lo mejor ficha a Neymar. Los adolescentes españoles no quieren parecerse a él, porque les basta con parecerse a Cristiano o a Messi, según una macroencuesta de la Fundación Axa, pero por detrás de Amancio Ortega o de mi padre. En la cuarta posición aparece mi padre, o sea: el padre de ellos. Lo curioso es que nadie quiera parecerse al padre de Neymar, que carece de la exposición mediática de su hijo y no tiene ni que sudar la camiseta, la que sea. El padre de Neymar se ha embolsado 40 millones de euros por el fichaje de su hijo. Ellas, las jóvenes, eligen a mi madre en segundo lugar, qué apegados estamos a la familia. A lo mejor los jóvenes mienten tanto como los mayores, porque en el puesto 24 aparece Franco (sí, ese) y en séptima posición, justo antes que el querido Rafa Nadal, Donald Trump. Sorprende que los jóvenes no quieran parecerse a sus madres ni -y esto es mucho peor- a ninguna mujer, cuando ellas sí que eligen modelos masculinos, empezando por el codiciado Amancio Ortega y pasando por mi padre, en quinto lugar. Estaría bien conocer más detalles de la encuesta, por ejemplo a quiénes han elegido en Málaga. Tal vez a Susana Díaz, más sabiendo que la declaración de la renta le sale a devolver (qué horroroso galicismo ese 'a devolver'), aunque eso no dependa de los ingresos sino de las retenciones, como cuando volvemos de la playa. Lo de que los parlamentarios cobren las dietas en agosto más que salir a devolver sale a vomitar.

Neymar era un tipo querido para los seguidores del Barça, algo suyo, alquien a quien parecerse, a quien amar, pero por unas cuantas decenas de millones de euros netos que cobrará al año en París ohlalá se ha convertido en un ser odiado, un mezquino. No sería buena idea que pasease por La Rambla. La gente ahora sabe más que nunca (¡Franco en el puesto 24 de la lista masculina!) y se toma la justicia por su mano. En Portugal una avioneta aterrizó el otro día en la playa aplastando a dos bañistas y la policía evitó que el resto de bañistas linchara al piloto. En Marbella la policía rescató ayer de una paliza a un abusador sexual, y en Los Álamos la justicia popular, y valiente, atacó a dos tipos violentos cuando la policía ya los había esposado. A uno de ellos le rompieron la mandíbula. En 'Los bravos', la primera novela de Jesús Fernández Santos (uno de a los que me gustaría parecerme) un médico es odiado porque protege a un estafador hasta que llega la guardia civil. Ahora muchos franceses querrán parecerse a Neymar. Y eso que allí tienen a Dufourmantelle, la filósofa de la que hablamos hace unos artículos, defensora de intervenir en situaciones límite, incluso hasta el sacrificio, la cual murió el otro día tras salvar a dos niños que se ahogaban en la playa donde ella era otra bañista.

Fotos

Vídeos