Papanatas

ROSA BELMONTE

Dice Zoido, afable ministro del Interior, que nada apuntaba a que el imán de Ripoll fuera radical. Dejando aparte que a algunos ya nos parece radical la existencia de imanes fuera del frigorífico, hay una sorprendente estupefacción oficial tras el atentado de Barcelona. En 'La sociedad multiétnica', Sartori escribía que la buena sociedad es la sociedad pluralista. El multiculturalismo la niega. «¿Hasta qué punto la sociedad pluralista puede acoger sin desintegrarse a extranjeros que la rechazan?». Habla también del inmigrado útil desde el punto de vista económico. «El hecho de que el inmigrado pueda resultar beneficioso pro tempore para la economía no demuestra nada fuera de la economía y sobre lo que más importa: la buena convivencia pública». Alba Carrillo ha llamado papanatas a Feliciano López. Un papanatas, palabra preciosa, es una persona simple y crédula o demasiado fácil de engañar. No creo que Zoido lo sea. ¿Por qué parecerlo?

Fotos

Vídeos