Organización

El ministro señala a la Junta como responsable de la regulación de viviendas turísticas

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

En una cuneta de Marbella han abandonado el cadáver de un hombre y a su pareja malherida. El hombre era del Este y ya no es de ningún sitio. Hace dos meses murió un cabrero en una casa de Casares. Había sido secuestrado y murió por los golpes recibidos. En la costa oriental también suceden sucesos pero de otra naturaleza. En Rincón de la Victoria apareció una cabra con las cuatro patas cortadas. Un hombre la había comprado como mascota para sus hijos y ofreció una recompensa para localizar al culpable. Resulta que fue su pitbull, y ahora la policía investiga al hombre por maltrato animal al no haber controlado al perro de raza peligrosa. Debería pagar la recompensa a la policía por encontrarle a él mismo. Malú, que arrancará su próxima gira en Málaga, ha confesado en una entrevista previa que se siente más segura entre animales que entre humanos. En Fuengirola un hombre del Este pero desnortado descuartizó el domingo los dos gatos de su madre y después la mató a ella. También en Fuengirola una niña de catorce años recién cumplidos ha sido detenida por desfigurar la cara de otra adolescente con un arma blanca. Nos sorprendemos de lo indignable que anda la peña por esas redes de Dios, pero el mundo terrenal da susto. Sería injusto mostrar sólo el lado más gore de la costa. Marbella tiene muchas aristas y ha recuperado la marbellesencia. Robert de Niro efectuará en unos días el sake de honor en el restaurante japonés de su nuevo hotel Nobu, dirigido por Mier Teper, donde habrá que ir con táper, pues el chef Nobu acompañará al protagonista de 'Malas calles'. Qué grande Robert de Niro.

Anteayer estuvo en Marbella Nadal, que se apellida como Nadal y es el ministro de Turismo. Señaló Nadal a la Junta como responsable de la regulación de las viviendas turísticas. Encontrar el equilibrio no es fácil pero sí necesario. No vale todo. Hace treinta años el centro estaba al margen pero ya no. Gracias al turismo se va recuperando parte del centro y gracias también al turismo en el centro no hay quien viva. Gracias al turismo quien tiene un piso en el centro se está forrando y gracias al turismo no hay quien duerma la siesta. El riesgo de caer en la turismofobia es real. Como dice Recio, queremos un turismo sin turistas, algo complicado. El turismo es un fenómeno nuevo en Málaga. Hace pocos años no había ni hoteles. Hoy día hasta Robert de Niro podría haber abierto su hotel aquí. Málaga se va llenando de personas mayores que viven solas y de turistas que caminan en grupo. Músicos ambulantes con el volumen alborotado. No todo es blanco o negro. Así, el hombre muerto y la mujer malherida fueron abandonados en una cuneta muy cerca del Hospital Costa del Sol. La dejan dos cunetas más allá y a lo mejor no lo cuenta. Cuenta tiene las mismas letras que cuneta. Ella fue ingresada el lunes con traumatismo craneoencefálico y ayer le dieron el alta. La sanidad andaluza es buena. Ya apenas se habla del turismo sanitario. Lo de esta mujer es otra cosa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos