El nuevo hospital

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Que Málaga capital necesita la construcción de otro hospital público cuanto antes lo sabe cualquiera que disponga de un mínimo de conocimiento del panorama sanitario malagueño. El Hospital Regional Carlos Haya y el Clínico Universitario son insuficientes para ofrecer con garantías una atención de calidad a la población. El primero, repartido por cuatro edificios (los dos pabellones de la avenida de Carlos Haya, el Materno Infantil y el Civil), es un hospital que está por encima de su capacidad y que se ha quedado obsoleto (el Civil soporta en sus espaldas unos 125 años, Carlos Haya se hizo siguiendo el modelo de las residencias sanitarias del franquismo, y ya no da más de sí, y el Materno, aunque algo menos vetusto, también está muy baqueteado). El Regional Carlos Haya, buque insignia de la sanidad pública de la provincia de Málaga, si se tiene en cuenta su deterioro y su falta de espacio, se queda degradado en barcaza. La asistencia sale adelante gracias a los profesionales, que obran el milagro de conducir con todo su esfuerzo un buque con más agujeros que un colador. Es evidente que ese hospital está fuera de juego y que bajo ningún concepto representa el espejo en el que debe mirarse la sanidad pública del siglo XXI.

El Clínico Universitario, pese que es más reciente en el tiempo y a que se le hizo un lavado de cara que lo adecentó y lo mejoró, también se encuentra desbordado. Se suponía que la apertura del Hospital del Guadalhorce rebajaría la presión del Clínico, pero eso no ha sucedido, puesto que el centro hospitalario de Cártama sigue sin llevar a cabo operaciones y sin contar con las plantas de encame. Del Marítimo de Torremolinos (que es un apéndice del Clínico) solo se puede decir que su estado es deplorable. Algunas de sus instalaciones son de vergüenza ajena. Y eso lo saben tanto en la Consejería de Salud como en el SAS, pero o no les importa mucho o lo disimulan muy bien.

Ante este estado de cosas negativas, la Junta de Andalucía tiene la obligación ineludible de construir el hospital que Málaga precisa y por el que la ciudadanía viene reclamando desde hace años. El grupo de expertos que trabaja para decir cómo y dónde debe construirse un hospital del SAS moderno, funcional y de calidad hará en unos dos meses un esbozo de propuesta. Lo que esos profesionales digan tiene que ser refrendado con dinero contante y sonante por parte de la Junta para erigir un centro hospitalario que sitúe a Málaga en la vanguardia de la sanidad pública. Otra cosa sería un engaño y reírse de la gente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos