LA NUEVA COLA DEL FEMINISMO

ROSA BELMONTE

Ayer empezaba la Feria de San Isidro, pero el lunes Saray ya cortó un rabo. Humano. Saray es Alba Flores en 'Vis a Vis'. Seguro que su abuela, una mujer tan libre, habría aplaudido. En la serie de Fox reapareció Sandoval, el médico. Y lo hizo para que Saray tomara medidas a lo Lisbeth Salander. Sandoval es un médico que drogaba y violaba a las reclusas. Drogar y violar, el combo de Bill Cosby. A Saray, además, la dejó embarazada. Y aunque está casada, resulta que el marido es estéril y su familia gitana la repudia.

Recuerden la escena de 'El sacerdote' de Eloy de la Iglesia cuando el atormentado cura (Simón Andreu) coge unas enormes tijeras de podar y se la corta. Eso hizo, con unas tijeras más pequeñas, Saray. Ya pensaba hacerlo pero Altagracia, la funcionaria, la animó desde detrás de la puerta bloqueada. Antes, cuando otro funcionario le contaba lo habitual de que los trabajadores de la prisión se beneficiaran sexualmente a las internas, Altagracia clamó: «Habría que cortaros la verga a todos los hombres porque sois una puta mierda». Cuando Saray iba a hacer lo propio con el médico, le soltó un «Yo sí te creo». Otro funcionario intentaba evitarlo. Y Saray: «Se os llena la boca con la violencia de género y yendo a manifestaciones pero cuando nos pasa a nosotras dejáis que un hijo de puta dirija la cárcel». No sé si esto es la nueva cola del feminismo. Lo curioso es que en el episodio del lunes de 'Killing Eve', Villanelle cortó otro rabo. Se lo cortó a Frank Haleton (Darren Boyd), el traidor del MI6 que parecía José Mota disfrazado de Rajoy. No se sabe por qué. En el caso de Saray, sí. Lo que no sabemos es si esto va a acabar en 'lorenabobbitismo', es decir, en nada, en reimplantar lo cortado.

En el capítulo hubo una escena repugnante. Las chinas obligaron a Anabel a comerse una paloma cruda. Anabel se merece cualquier tortura, pero quité la vista cuando se llevaba a la boca el tenedor con la carne cruda. Somos guarras y malas pero civilizadas. El momento Saray no fue tan impresionante. Creo que estamos banalizando (y aplaudiendo) lo de cortar rabos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos