Mujeres de pie

ROSA BELMONTE

Alma, joven protagonista de la inquietante 'El hilo invisible', se enorgullece de poder estar de pie muchas horas. Nancy Pelosi, con 77 años, también. La congresista demócrata y expresidenta de la Cámara habló ocho horas a favor de los 'dreamers' (en el Senado, sus compañeros de partido los habían excluido del pacto presupuestario). Empezó a las 10:04 y acabó a las 18:11. A las 15:41, Paul Ryan le pasó una nota. «No tengo ninguna intención de ceder la palabra», le aseguró. Leyó testimonios de los 'dreamers', no fue un discursazo (y soltó la memez de que a su nieto le gustaría ser moreno y con ojos marrones como su amigo guatemalteco). Pero llamó la atención. Otra cosa es que sirva de algo. Pelosi, además de ego, tiene dinero. Podría estar mandando limpiar la plata. Prefiere dar por saco a Trump, que no tuvo que aguantarla. Irene Montero también quiere llamar la atención como «portavoza». ¿Cuánto aguantará de pie inventando palabrotas?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos