Monos de trabajo

ROSA BELMONTE

Albert Rivera no dijo que estaría encantado de liderar el movimiento transversal feminista, pero Pablo Iglesias sí ha hablado de «la España de los delantales y los monos de trabajo». Una España con la que construir patriotismo. Lo del mono de trabajo es un añadido para incluir a los hombres en el discurso. Los delantales vienen del 8-M. De la protesta en estatuas y balcones. Carmena, no Joaquín Reyes haciendo de Carmena, propuso echarlos hacia atrás y transformarlos en una capa de Superwoman. Jimmy, duque de Alba y embajador de la España de Franco en Londres durante la Segunda Guerra Mundial, se ponía un mono de trabajo encima del frac, el chaqué o lo que llevara puesto cuando había bombardeos. Jesús Aguirre, según Manuel Vicent, se puso ese mismo mono el 23-F, al enterarse del asalto al Congreso, y se paseó por Liria leyendo en latín las 'Metamorfosis' de Ovidio. Lo de los señoritos tomando los monos en vano ya está muy visto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos