19 millones

La tribuna

Vamos a por los 20 millones de empleos y por un empleo estable y de mayor calidad. Es el camino del Gobierno de Rajoy y de su ministra Báñez

Cuando el Gobierno de Mariano Rajoy comenzó a aplicar sus medidas económicas y de reactivación a una España que había tocado fondo, las declaraciones tanto del Presidente como de la ministra de Empleo Fátima Báñez, de que el objetivo era alcanzar los 20 millones de empleados en esta legislatura, sonaron para muchos como una promesa más, sin argumentos ni solidez, y sin posibilidad de cumplirse. Los que así pensaron u opinaron no fueron solo analistas experimentados en el caso o derrotistas encumbrados, sino también desde muchos sectores de una oposición que es incapaz no sólo de celebrar las buenas noticias, sino tan siquiera de ilusionar a los ciudadanos. Me imagino que en la mañana del jueves se habrán desayunado con los datos de la EPA, donde se han superado ya los 19 millones de empleados, y que hemos alcanzado cifras de otros tiempos ya pasados, concretamente 2009, cuando la enorme crisis a la que nos llevaron los que no querían ni oír semejante término estaba en sus demoledores comienzos.

Los magníficos datos de la Encuesta de Población Activa nos indican, en primer lugar, que la política económica del Gobierno era no solo la más eficaz y necesaria, sino que también es la más idónea para acabar con el paro. El paro se acaba creando empleo, eso como primera medida es inexcusable e innegociable. Primero, una medida de choque: frenar el paro y crear empleo. Después, sin duda, mejorarlo todo cuanto sea posible.

Ayudados por el boom turístico, otra política del Gobierno de Rajoy que en su momento será puesta en el justo lugar que merece, el paro ha descendido en este último trimestre en 182.600 personas y hay 235.900 ocupados más, 235.900 nóminas más que entran afortunadamente en miles de hogares españoles. Una fantástica noticia, se mire como se mire, se enjuicie por quien se enjuicie.

Cantar victoria no es el objetivo de nadie en el Partido Popular, porque hacerlo en este tema del empleo cuando hay un 16,38 por ciento de paro en nuestro país es para simplemente alegrarse por la buena nueva recibida por el descenso porcentual, para acto seguido seguir trabajando en la misma senda, por los objetivos marcados por Mariano Rajoy y Fátima Báñez y hacerlo, eso sin duda, con renovada energía e ilusiones.

El turismo, algo con lo que nadie puede y debe jugar, salvo que te llames Puigdemont o Junqueras, ha sido el motor en este tercer trimestre de una reactivación que mantiene un alza continuada desde hace ya muchos meses afortunadamente. Conseguir crear 521.700 empleos en un año es algo que no está al alcance de cualquiera, como desgraciadamente hemos podido comprobar. España lidera la recuperación económica de la zona euro, pero también la creación de empleo, y eso, cuando hace unos años nos ahogábamos porque la prima única apareció en nuestras vidas y cuando todos hablaban de un rescate al que Rajoy plantó cara valientemente, aún tiene más mérito. Estamos en un buen momento económico, sí, pero en España es mejor que en los demás países, luego algo bueno habrá tenido que hacer este Gobierno y este Ministerio de Empleo, ¿no? Pues ya verán como la oposición negará la mayor... Allá cada cual.

19.049.200 personas trabajando nos pone cerca del objetivo. La política activada en estos últimos meses por el Ministerio de Empleo nos lleva por el camino marcado, pese a las muchas dificultades y piedras en el camino, porque sin duda la crisis generada por el Govern catalán nos ha podido hacer un daño incalculable. La historia, sin duda, juzgará y condenará a los artífices de este dislate que ha hecho que cientos de empresas hayan huido despavoridas de la Comunidad de mayor empuje económico y riqueza de España.

Desde el PP, España es un objetivo único, pero no podemos olvidarnos desde esta tribuna de Andalucía. Desgraciadamente seguimos a la cola del empleo, en la cabeza del paro. Confío en que próximamente un Gobierno andaluz del PP con Moreno Bonilla al frente nos lleve a la equiparación en tasas de paro porcentuales con el resto del país. Esta tierra, líder turística nata, llena de riquezas, no merece esos datos. Sin duda.

Un día de buenas noticias. Pero esa alegría nos da satisfacciones y ganas de trabajar, para nada conformismo, ni mucho menos. Vamos a por los 20 millones de empleos y por un empleo estable y de mayor calidad. Es el camino emprendido por el Gobierno de Mariano Rajoy y de su ministra Fátima Báñez.

Fotos

Vídeos