#MalagueñosConCorazón

Rafael J. Pérez
RAFAEL J. PÉREZMálaga

Malagueños con corazón es el nombre de la campaña que ha lanzado a las redes sociales la Casa del Sagrado Corazón, conocida como Cottolengo. Esta casa abrió sus puertas gracias al empeño de un sacerdote diocesano de Málaga, párroco por aquel entonces de Santo Ángel en la capital, el padre Jacobo; particular en sus formas de entender el ejercicio ministerial hizo de los pobres y descartados su bandera. Cuando llegó a la barriada de El Bulto, junto a las playas de San Andrés, encontró a decenas de personas malviviendo en chabolas junto a la orilla del mar. Eran los más pobres de la clase obrera, niños que sólo contaban con vagones de tren abandonados para pasar la noche. A la pobreza hay que añadir los estragos que hizo la poliomielitis. Ésta era la situación de los suburbios de Málaga tras el desarrollo industrial a mediados del siglo XX. Este cura, lejos de achantarse, se fue a buscar a las hermanas de la Institución Benéfica del Sagrado Corazón. Sabía lo que hacía y no pudieron negarse al ver la lacerante realidad. Las hermanas estuvieron 48 años en esta casa. Hasta que tuvieron que marcharse. Pero gracias a la solidaridad de los malagueños y al empeño del Obispado de Málaga este hogar sigue en pie. Y lo hace con la tarea de siempre, como dice Jesús Catalá, obispo de Málaga: «estar cerca de quien no tiene nada ni a nadie». Como ayer publicaba este diario «lo único que tienen en común los residentes de esta casa es precisamente que no tienen nada más». Es por eso por lo que quien vive en este centro necesita sentir cariño, apoyo y amor.

La campaña que tiene a los malagueños y al corazón como protagonistas fue elegida pensando en el nombre que recibe este lugar y que hace referencia directa al corazón de Jesús de Nazaret que no excluye a nadie y está al lado de los pobres; pero también se elaboró pensando en quienes siempre han estado cerca de los residentes: los malagueños.

Hoy como ayer en la Casa del Sagrado Corazón sigue habiendo gente que necesita de cariño y apoyo. De nuestra atención y dedicación. Nada de lo consumado en el amor será gesta de gusanos. Toda una verdad que en esta primavera recién estrenada invita a vestirnos con las mejores galas del corazón en Málaga y compartir nuestra cercanía, solidaridad y cariño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos