En diagonal

La madre de otro

ROSA BELMONTE

Una está en una pizzería, digamos en Salisbury, que es como Burgos pero en el extranjero, y se ve en un capítulo de 'The Blacklist' cruzado con otro de 'McMafia'. A tu lado envenenan a un exespía ruso y a su hija con un gas nervioso mientras tú te zampas una de pepperoni. También puede pasar que lleves a tu hijo al colegio británico de Madrid, como cada mañana, y a unos metros, y desde una moto, maten a un antiguo miembro de la banda de Los Miami dentro de su coche con una ráfaga de tiros. Como en 'Narcos'. Eso pasa pocas mañanas. Al lado de la vida normal pasan cosas de película. Y eres Mia Farrow metida a patadas en la pantalla de 'La rosa púrpura del Cairo'. La normalidad seguramente no existe más allá de lo que nos pasa habitualmente. O de la estadística. La anormalidad le puede tocar a cualquiera. Supongo que la madre de Yéremi Vargas mirará todo esto con algún tipo de envidia. Porque cualquier desgracia puede ser siempre peor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos