EL LONGEVO PROCESO INDEPENDENTISTA

FRANCISCO MOYANO

Al menos desde la segunda mitad de los años sesenta del pasado siglo, existe constancia documental de la expresión pública de sectores sociales de San Pedro Alcántara en el sentido de alcanzar la independencia de Marbella y convertirse en municipio. Recientemente el Tribunal supremo ha rechazado las pretensiones segregacionistas de la Asociación Pro Independencia de San Pedro, a lo que piensan recurrir ante el Tribunal Constitucional. De paso, la situación creada ha servido para clarificar dónde se encuentra cada uno, de manera que Opción Sampedreña (OSP), hasta ahora no confesadamente independentista, afirma que apoya firmemente la aspiración segregacionista. Difícil equilibrio sin duda el que se les plantea de formar parte del gobierno de todo el municipio al tiempo que se defiende la división de ese territorio. La papeleta de los socios de gobierno no deja de ser menos complicada. Sin duda, desde presupuestos rigurosamente democráticos, la aspiración de parte del vecindario de San Pedro, se ajusta a la más estricta legitimidad y no es algo que haya surgido de la noche a la mañana. Sin que podamos introducirnos mágicamente en el pensamiento del Marqués del Duero, casi seguro que su idea era formar un pueblo; solamente ello podría explicar la dotación a su colonia de una serie de infraestructuras tales como una iglesia, un centro sanitario o una escuela. Durante buena parte del siglo XX San Pedro Alcántara fue una barriada que como tal tenía un alcalde pedáneo o de barrio; en los años setenta ocupó ese puesto José Castellano Alarcón. En 1978, cuando los ayuntamientos franquistas se encontraban en sus estertores, el propio José Castellano, así como el teniente de alcalde Salvador Romero Ramos, presentaron un escrito al Ayuntamiento solicitando terminar con la figura del alcalde de barrio y crear la Tenencia de Alcaldía de San Pedro; Romero ponía su cargo a disposición y Castellano dimitía de su cometido. Fue en el pleno de marzo de 1978 cuando el alcalde Francisco Cantos Gallardo dio lectura al decreto por el que se creaba la Tenencia de Alcaldía, al tiempo que aceptaba la dimisión del hasta entonces alcalde de barrio. Con la llegada de los ayuntamientos democráticos, muy pronto, antes de la constitución del grupo político ISP, el sentimiento independentista de San Pedro Alcántara comienza a estar muy presente en las deliberaciones del pleno. En la sesión de la corporación del dieciséis de noviembre de 1979, ayuntamiento que presidía el socialista Alfonso Cañas Nogueras, se presentaron tres mociones con este asunto: una defendida por el concejal de Juventud, Rafael García Conde, que hacía suya pero que en realidad se trataba de un escrito presentado por un grupo de jóvenes de San Pedro que habían celebrado una manifestación exitosa en favor de la independencia y que creían necesario la elaboración de un estudio socio económico para conocer la viabilidad de la constitución de un ayuntamiento en San Pedro. Otra moción llevada a pleno por Manuel López Gómez, en representación del grupo de concejales socialistas, en el sentido de realización de estudio e iniciación de trámites para conseguir la independencia de San Pedro Alcántara. La tercera moción fue presentada por el concejal de UCD Criado Baena. Afirmaba García Conde que «este estudio podría limitar los roces reales que existen entre los dos pueblos de Marbella y San Pedro y ayudaría al pueblo de San Pedro a tomar las actitudes con conocimiento de causa». Los jóvenes solicitaban, además del estudio socio económico, un informe de un técnico de administración local sobre trámites necesarios para conseguir la independencia de San Pedro. De igual forma, encargar a una agencia de publicidad un sondeo para saber las reales inquietudes independentistas. Manuel López aludió a estudios realizados que arrojaban un estado favorable a la independencia: «urbanísticamente contamos con una zona virgen donde las actuales técnicas del urbanismo pueden crear las zonas residenciales más maravillosas que pueda pensarse, pues ya que la topografía se presta a realizar todo tipo de obras sin problemas de ninguna especie. La superficie del futuro término será de veintisiete kilómetros cuadrados». La moción de UCD defendía la constitución de San Pedro en Entidad Local Menor. Tras un amplio debate, Manuel López retiró su moción y se adhirió a la de García Conde, sometiéndose a votación y siendo aprobada por mayoría de dieciocho votos. Con posterioridad el independentismo contaría con amplia representación en el consistorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos