Lluvia de estrellas

Cita en el sur

En Estados Unidos hay dos gemelos que son astronautas, pero no ministros

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

Mola que haya un español astronauta. En Estados Unidos están a otro nivel y tienen incluso dos hermanos gemelos que son astronautas, pero no son ministros. Uno es el que estuvo trescientos y pico días en el espacio y volvió cinco centímetros más alto. ¿Qué parte le habría crecido más? A lo mejor el cuello de las camisas le queda ahora bajo, o los pantalones cortos. La gente preguntará a dónde va ése con los pantalones piratas y dirán no, no son piratas, son normales, es que es el astronauta, que acaba de volver. Podrían decirnos pero si yo lo vi ayer; pero sería el otro, el gemelo. El que se quedó en tierra sigue igual de bajito que siempre, acompañando a su mujer. Su mujer era congresista y le dieron un tiro en la cabeza. Resulta inverosímil que a tu mujer le den un tiro en la cabeza y que tu doble se vaya al espacio. También debe de ser extraño que te suene el móvil y te digan soy yo, Sánchez, que si quieres ser ministro. O que no te llamen cuando tú creías que te iban a llamar. Que seas ministrable y te suene el móvil y sea la madre de tu marido para preguntarte si vais a venir a comer el domingo. Qué ganas de decirle pero llámalo a él, que es tu hijo. Si te llama Sánchez va a ser difícil seguir la vida de antes como si nada. Duque no podrá subirse a un cohete por un tiempo. Parece mentira que Montero suceda a Montoro.

Las ministras y ministros celebran su primer consejo y la selección española llega a Rusia. La mitad de los españoles que no son ministros ni jugadores miran las páginas de publicidad dedicadas a televisores. Un televisor donde quepa Isco entero. Todos deseamos que la selección gane el mundial, sobre todo los de la selección. Si ganan obtendrán de propina 800 mil euros cada uno. Màxim Huerta felicitará a los jugadores. Al valenciano Màxim no le gusta practicar deporte pero es del Barça, como la sevillana María Jesús Montero. Deberíamos poder elegir no ya el equipo sino la ciudad de donde ser. Incluso ir cambiando. Que me corrija Duque si me equivoco pero desde el espacio no se aprecian fronteras. A Duque yo le pondría una glorieta, por qué no esa que anda por Málaga sin nombre. El Málaga hace aguas pero Málaga es de las pocas ciudades soleadas de la península. Para compensar vamos a tener que tragarnos una huelga de hostelería. No sé si hay salida pero Callejón defiende la flexibilidad de la industra y la externalización de ciertos servicios. Es el presidente de Aehcos y le pedimos que, como la industria, sea más flexible. Necesitamos que patronal y trabajadores acerquen posturas. El verano ya está aquí y el mundial nos distraerá, aunque no tanto como la composición del gobierno de Sánchez. Parecen gente cercana, aunque no todos tengamos un primo astronauta. Una ministra fue desahuciada, así que sentirá empatía por algunos problemas. Y el presidente se apellida Sánchez, como casi todos nosotros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos