Rif: Tan lejos y tan cerca

Rif: Tan lejos y tan cerca

A escasos kilómetros de España cruzando el Estrecho de Gibraltar, el Rif ha sido siempre la tierra olvidada de España y de Marruecos

MERCEDES RIVAS

Un lugar siempre maltratado desde el siglo XIX por los españoles mientras estuvo bajo el protectorado español y también por los marroquíes. Zona de sublevaciones tras tanto olvido, hambre, falta de recursos y sobre todo de inversiones. «A todos los gobernantes de Marruecos les hubiera gustado que el Rif no hubiera existido nunca» afirma el prestigioso periodista opositor al régimen, Ali Lmrabet.

Marruecos ha mantenido siempre al margen a esa zona y sus habitantes han tenido que buscarse la vida con el contrabando, el hachís o huyendo en viejas barcazas a España buscando una nueva vida.

Después de una larga historia, ocurre lo tantas veces intuido: las revueltas tras la trágica muerte, en Alhucemas, del joven Mojcín Friki, de 31 años, vendedor de pescado a quien las autoridades le habían incautado su mercancía, el 28 de octubre del 2016. Mijcín falleció triturado por un camión de la basura cuando intentaba recuperar la mercancía que le había confiscado la policía.

Inmediatamente la población de Alhucemas, localidad de 60.000 habitantes, se solidarizó con el vendedor muerto. La ciudad se paralizó y las protestas inundaron las calles.

No se ha llegado a aclarar si los responsables del camión hubiesen podido evitar esa muerte o más bien colaboraron a que Mojcín fuese descuartizado por la trituradora.

Pero lo relevante de esta historia, desgraciadamente, no es el hecho puntual de la muerte de Friki, sino que su historia es la misma que la de todos los jóvenes del Rif. Dejan muy jóvenes sus estudios para trabajar de cualquier cosa, para ayudar a su familia en una zona en donde no se ha invertido en sanidad, educación, infraestructuras, ni se han creado empresas. Por lo tanto son chicos y chicas condenados a buscarse la vida de cualquier manera, legal o ilegalmente.

En los siglos XIX y principios del XX «el Rif apenas atrajo viajeros y exploradores europeos, alimentando su reputación de región salvaje e inhóspita», relata David Alvarado en su libro 'Rif: de Abdelkrim a los indignados de Alhucemas'. Y añade: «La imagen del Rif en el resto de Marruecos fue diáfanamente puesta de relieve en el discurso que Hasán II profirió en 1984 tras sofocar violentamente las revueltas de la región en el que trataba a los indígenas de la región de apaches, contrabandistas y desechos de la sociedad».

Todos los monarcas marroquíes han tenido un absoluto desprecio hacia la zona rifeña concentrándose las iras en la ciudad de Alhucemas. Desprecio convertido en represión en numerosas ocasiones. En el año 1984 el rey Hasan II decía tajantemente «la gente del norte ya ha conocido la violencia del príncipe heredero. Sería mejor para ellos que no conozcan la del rey» tras diferentes protestas por todo el país, denominadas las revueltas del pan.

Esas protestas eran para demandar lo mismo de siempre, pan, trabajo, derechos humanos, puesta en libertad de los presos políticos, inversiones. Demandas que han sobrevivido al siglo XIX, XX y ya estamos en el XXI.

Lo trágico de esta situación es que nadie ha puesto el menor interés en solucionar los problemas de una zona en donde se pueden instalar movimientos radicales islámicos prometiéndoles todo tipo de mejoras. No creo que eso agradase mucho ni a Marruecos ni mucho menos a Europa.

A pesar de todo, el periodista David Alvarado, cree que el Rif «ha sabido salvaguardar su singularidad, que no se queda exclusivamente en su agreste orografía, su cultura y lenguas propias, sino también de su historia».

Historia en la que participamos los españoles a través del protectorado español de Marruecos, o sea la ocupación española de Marruecos, con la figura de Abdelkrim como defensor de la independencia. Durante la Guerra del Rif, ( 1923-1927) fuerzas combinadas franco-españolas arrojaron bombas de gas mostaza sobre los rebeldes bereberes. Unos 100.000 soldados españoles participaron en lo que sería una gran derrota: El Desastre de Annual. Se trató de una gravísima derrota militar española ante los rifeños comandados por Abd el-Krim el 22 de julio de 1921 cerca de la localidad marroquí de Annual.

Recientemente hemos visto cómo un canal de televisión le ha dedicado a la denominada guerra de África una serie en donde se podría haber informado al televidente de qué es lo que pasó, pero ha sido otra oportunidad perdida. Los españoles, en líneas generales, tampoco conocen la desgraciada historia del Rif tanto bajo mandato español como marroquí.

Han sido los eternamente olvidados. Los rifeños no creen en sus políticos, ni en sus promesas. De hecho, muchos de sus ciudadanos han decidido huir del país formando la diáspora rifeña; otros como Friki siguieron luchando desde el interior, incluso dando su vida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos