Lástima de lecturas

ROSA BELMONTE

Rajoy se siente legitimado por ganar elecciones, así que la corrupción y la 'Gürtel', plin. Cosas de otros y del pasado. Del partido, no de su Gobierno. Recordó ayer los votos en su intervención forzosa en el Congreso. Cuando le tocó el turno a Joan Tardà (lo bueno de una hipotetiquísima independencia catalana es que a este, a Rufián y a su ropa de Bernarda Alba no los volveríamos a ver), cuando le tocó el turno a Tardà, digo, lo hizo a gritos. «¿Por qué cree que queremos fundar una república? Porque estamos hartos de corrupción. ¿Se creen que somos imbéciles? ¿Que para nuestros hijos queremos una Cataluña corrupta?». Los del PP reían mientras Micolor (negro) bramaba: «Adiós corrupción, bienvenida República». Él también recordó los ocho millones de españoles que votaron a Rajoy. Ello «demuestra que esta sociedad está corrompida». Cuando no hiperactúa, Tardà lee a Chaves Nogales en su escaño. Nunca he visto lecturas menos aprovechadas.

Fotos

Vídeos