El jersey rosa

Hoy es el día de los enamorados y no todos tienen algo que celebrar

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

Hoy es el día de los enamorados y toca escribir un artículo rosa como el AVE EVA, el tren 'low cost' que operará entre Madrid y Barcelona. Será 'low cost' pero sólo un poco. Los billetes costarán hasta un 25% menos, que no es tanto, y habrá más asientos, así que todavía más gente hablando por el móvil: conoceremos las vidas de los otros. Deberíamos poder pedir pudor. La siguiente línea podría ser la que llega a Málaga, donde lo que pedimos desde hace treinta años es la prolongación del tren de la costa, el más rentable de España. Hace treinta años para ir a Madrid cogíamos el Rápido, que era lento. Salía a las diez de la noche y llegaba a las ocho de la mañana. A los 18 llegué una mañana a Madrid y me tomé un café en un bar frente a la estación. Pedí una nube y el simpático camarero me dijo «eso será en tu pueblo». Qué pena no haberle dicho «pues tenemos el tren más rentable de toda España», aunque habría encontrado un hueco en mi cuerpo donde aconsejarme que me lo metiera. Desde los 18 entro a los bares madrileños preparado para repeler borderías, pero ya sólo me he topado con camareros amables. Por si acaso pido un café grande pero con muy poco café y el resto leche, por favor. Los camareros antipáticos deberían disponer de un microchip que el dueño del bar leyese y así controlarlos de cerca. Los hombres condenados por maltrato también.

Hoy es el día de los enamorados y en Málaga una familia está velando a una mujer que fue asesinada ayer por su pareja, quien tenía antecedentes por violencia de género. También ayer la Guardia Civil esclareció un crimen machista ocurrido hace nueve años. Ahora todo está claro y el asesino entrará a la cárcel, pero ella lleva nueve años muerta. Todo muy romántico, ideal para un día rosa en el que seguimos alucinados la llegada de más casos de violaciones cometidas por menores, el 80% de los cuales cree que el estado ideal es tener pareja, y la pareja ideal es aquella de chica mona y chico más chulo que un ocho, al que se le confiesa las claves del móvil y de los perfiles en redes sociales como muestra de amor verdadero. El chico le dirá que en la playa no se le ocurra enseñar tanto, porque lo dice él, y le preguntará qué hace hablando con ese tío, y nosotros trataremos de educar a nuestros hijos para que sean hombres de verdad, o sea: personas de verdad, con un grueso filtro de ternura y de bondad, de empatía, que sepan seguir complicadas conversaciones en inglés y en francés y que en español entiendan a la perfección que no es no. Que celebren el día de los enamorados o no pues allá ellos, y ellas, pero que no suponga una frustración irreparable llegar a ese día sin pareja, y mucho menos con una pareja que duela, y mucho menos con una pareja que sufra. Que si quieren se pongan hoy un jersey rojo. O rosa, como el AVE EVA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos