¡LO IMPOSIBLE SE HIZO POSIBLE!

RAFAEL VÁZQUEZ JIMÉNEZ

Cualquiera que recibiera un anuncio como el del ángel a María comenzaría a reír a carcajadas diciendo: «¡Imposible! ¿una muchacha? ¿una nazarena? ¿una virgen?». Y, tras conocer los acontecimientos posteriores, seguiría: «¡Imposible! ¿una cueva de pastores? ¿un pesebre? ¿en la noche?».

Somos la generación que nos creemos que lo posible es solo aquello que está a nuestro alcance y podemos conseguir por nosotros mismos. Y eso se traduce también en nuestras vidas. Gente desilusionada porque todo lo ve oscuro, inalcanzable. Hombres y mujeres que no arriesgan porque solo confían en sus propias fuerzas, que no se implican porque se ven pequeños para lograr metas y no tienen un 'Quien' en el que confiar. Por eso nuestra primera respuesta es siempre un 'no', y han de insistirnos para que demos un sí a regañadientes y con muchas condiciones.

María es el contrapunto a esta generación del no, la nueva Eva que inaugura la humanidad el 'sí' a Dios. No responde con un «¡imposible!», porque sabe que los proyectos de Dios siempre superan los límites de nuestra imaginación. Su respuesta es «¿cómo será eso?». Y en ese 'cómo' se supone su disponibilidad, su colaboración, su confianza.

En breve nos adentraremos en el misterio profundo de la Navidad. ¡Lo imposible se hizo posible! Dios volvió a superar nuestras expectativas. Nadie le gana en Amor. Y nadie como María para hacernos entrar en el 'cómo' de la salvación, que no es más que el 'cómo' del amor de Dios hacia la humanidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos