Idear, crear, innovar, ayudar...

Proponen que en las columnas de entrada al Puerto se coloquen cuatro grandes esculturas de bronce.- Peneque se ‘sube’ al escenario con Marco Frisina en el Cervantes, tras ‘visitar’ la Catedral y el Museo de la Aduana. -El diseño más dulce de Curro Claros, para Fernando Mira. -María Blasco, directora del CNIO, descubre la ‘nueva’ Málaga. -Se jubila el alma de ‘Canastillas sin Fronteras’.

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

Aunque desde los 12 años vive en Barcelona, donde a sus más de 70 hoy sigue ejerciendo de malagueño, Antonio Rojas siempre se ha caracterizado por su apoyo a la cultura malagueña y a la ciudad en sí. Desde hace tiempo lleva intentando poner en marcha una idea que ha trasladado a las primeras autoridades de la capital y de la provincia, así como al mismo presidente del puerto: ubicar en los capiteles de las cuatro columnas que dan entrada al referido recinto, construidos en los años sesenta, otras tantas estatuas en bronce, de casi cuatro metros de altura, representando las cuatro culturas principales que conforman la historia de Málaga.

Rojas, que ha sido joyero de profesión, incluso ha hecho montajes sobre cómo quedaría su idea: de izquierda a derecha mirando a la entrada del Puerto desde la Plaza de la Marina, una estatua en homenaje a la época fenicia, otra una escultura propia de la época romana, que bien podría ser representada por una reproducción del Efebo de Antequera. La tercera representaría la época y cultura árabe en la figura del bravo defensor de Málaga Hamet el Zegrí, y la cuarta por la derecha sería como muestra de la cultura cristiana, representada por una reproducción de rey Fernando. En la parte inferior de los pedestales, que son lisas y miden sobre dos metros de altura, irían unos bajorrelieves en bronce o en mármol con las fechas de cada época histórica en español con letras estilo fenicio romanas arábigas y góticas, según la época a la que corresponda.

El promotor de la idea quiere dejar claro que «la cedo y la aporto a Málaga sin pedir nada cambio, porque lo único que me mueve es que mi tierra gane en monumentalidad y en espectacularidad en pleno corazón de la ciudad, con una maravillosa perspectiva tanto desde el puerto, desde la Alameda como desde la plaza de la Marina, Molina Lario, Parque o desde la Avenida de M. A. Heredia. «Es un proyecto muy simple que para nada requiere un gasto faraónico. Sólo falta un poco de sensibilidad cultural y un mucho de voluntad política», agrega.

La citada idea, que desde luego, por cómo se ve en el fotomontaje, no es nada descabellada, ha sido expuesta por su creador además de a las autoridades, a malagueños ilustres como Antonio Banderas y Félix Revello de Toro, por citar a dos de los más importantes, «y todo aquel que conoce el proyecto lo apoya, pero…». Pues eso, evitemos los ‘peros’.

Hay personas que por su forma de ser y por su mérito profesional, allá donde están dejan una estela de buenos momentos y recuerdos. Hay una promoción de enfermeras y matronas del Materno Infantil que inauguraron muy jóvenes el referido centro hospitalario, todas trasladadas desde Carlos Haya, y que ya, cuestiones de calendario, están llegando a la edad de jubilación. Es lo que ha ocurrido con la diplomada en Enfermería del equipo de Neonatología Carmen Tere Fernández Rocha, quien desde 1974 ha realizado toda su actividad profesional en el referido servicio. Carmen Tere, como la conoce media Málaga, además de ser una profesional de los pies a la cabeza, con una gran vocación y talento para desempeñar sus labores, tiene una forma de ser muy personal, donde la alegría y el optimismo siempre tienen un lugar destacado, y además una profunda generosidad: así, ella, junto a otro grupo de compañeras y amigas, puso en marcha la organización no gubernamental ‘Canastillas sin Fronteras’, que se dedica a buscar ropa, utensilios para recién nacidos, cunas, carritos y alimentos para aquellos niños (muchísimos más de los que nos creemos) que nacen con problemas en el seno de familias de inmigrantes o sin medios económicos. ‘Canastillas sin fronteras’, que goza anualmente de parte de los beneficios de l Campaña de Navidad de SUR, cuya entrega este año será el próximo día 15 de diciembre, hace una labor que va a ser reconocida por el Ministerio de Sanidad en breve, y que sin duda es un ejemplo de entrega profesional de sus componentes, enfermeros fundamentalmente.

Muy identificada con las tradiciones malagueñas, Carmen Tere sabía hacer los días de estancia mucho más llevadero para quienes tenían que estar en las salas de espera cerca de los recién nacidos, y para ello tenía una especial habilidad, y así igual vestía a un bebé de mantilla, que de legionario en Semana Santa o de rey mago... siempre, vaya a ser que salga algún purista, con el consentimiento de los padres, a quienes alegraba esas nochebuenas y nocheviejas o celebraciones como la Semana Santa o la feria, que no son para nada envidiables pasarlas en un hospital...

La jubilación ha hecho que el Materno pierda una gran profesional, que seguirá al frente de ‘Canastillas...’, pero los padres y familiares también extrañarán a quien ha sido consuelo de miles de personas, además de un apoyo firme en momentos muy difíciles. Carmen Tere se jubila, y acompañada por sus compañeros, que la arroparon, más de un centenar de profesionales le dieron un gran homenaje, que para nada será el que ella de verdad merecía. Ojalá todo el mundo fuera como Carmen Tere. A disfrutar de su bien ganada jubilación, que viene, no lo olvidemos, de júbilo, no de otra cosa.

En los casi 60 años de vida de Peneque el Valiente, el ‘capitán’ de ese maravilloso grupo de marionetas que ha hecho felices a generaciones de niños malagueños de la mano de la familia Pino, el hito que han conseguido este mes de noviembre es de difícil repetición. Con unos días de diferencia, Peneque y sus compañeros han estado en la Catedral de Málaga, celebrando el 250 aniversario de las obras del gran maestro Iribarren, en el Museo de la Aduana, donde realizaron un encuentro con los niños, y en el Teatro Cervantes, con motivo del gran concierto conmemorativo de la Fundación Victoria, que congregó a más de 1.200 personas en uno de los llenos más importantes que se recuerdan en el teatro malacitano. Curiosas fueron las imágenes que se sucedieron en el escenario cervantino, con Peneque, el profesor Tivolín o Bolo el Sabio junto al maestro de la capilla musical de El Vaticano, monseñor Marco Frisina, quien fue el conductor del gran concierto, quien disfrutó como todos los asistentes de las ocurrencias de las marionetas malagueñas. La familia Pino ha conseguido que Peneque sea un referente nacional en el mundo de los títeres y de la ilusión infantil, lo que es francamente difícil de conseguir. Fue una noche inolvidable para todos, especialmente para el mágico Peneque, que ahora sí, ahora todo el mundo «sabe dónde se mete…».

Quien tampoco deja de innovar es Fernando Mira, propietario de los establecimientos Casa Mira ubicados en la zona de los Mártires y de la calle de la Victoria, que aparte de haber comenzado una importante reforma de la tienda que está en calle Compás de la Victoria, y de su lanzamiento de la marca Libo, que por cierto está teniendo un gran éxito, sobre todo en lo que se refiere a su espumoso y a los licores de turrón, ha encargado al diseñador Curro Claros, muy conocido por su relación con las cofradías malagueñas, que realice la nueva imagen de la marca en las cajas de turrones y demás viandas navideñas, y la verdad es que Claros se ha superado y ha hecho una verdadera obra de arte. Fernando Mira mostró su felicidad por el desarrollo de una idea que «potencia nuestros productos como algo muy malagueño», señala.

Feliz también se ha ido la directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), quien estrenó con el doctor EmilioAlba los ‘Diálogos del SUR’ en el Museo Thyssen, con el patrocinio de la Fundación Unicaja. Se fue contenta por el éxito de la convocatoria pero también por la ‘nueva’ Málaga que ha descubierto, hasta el punto de que se ha quedado hasta hoy mismo para disfrutar de la ciudad. La suya fue una conferencia de antología. Da gusto saber que existen personas como ella o como Alba.

Nos vamos, ya en pleno mes de los turrones y de las felicitaciones. Muchos abogamos porque nos felicitemos todo el año. Sean felices y servidor lo vea y disfrute.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos