¿Un hospital a medida y otros a medias?

Este nuevo hospital para dentro de cinco años ha de construirse a medida de las nuevas necesidades. No queremos ningún hospital funcionando a medias

De aquel hospital de humo, de 600 millones de euros hace 10 años , a este de 240, al que tantas vueltas se le han dado y que se construirá previsiblemente en La Noria - ¿casual?-, con habitaciones individuales e innovaciones tecnológicas, se ha dado un paso desde la Junta de Andalucía que merece el reconocimiento de todos y también a la Diputación. Más humo no podía seguir vendiéndose. Nos debemos preparar para el nacimiento en cinco años de un nuevo hospital, con muchos padrinos apuntados a este éxito, aunque sin planos oficiales y que debe contar entre otros, para resolver su inmaterialidad todavía, con la voz y la experiencia de los enfermeros, que son los más 'hospitalizados' por sus turnos y los profesionalmente más hospitalarios por su visión integral de las necesidades de atención de los pacientes.

Como representante del colectivo apoyamos cualquier decisión de alcance que estructuralmente corrija el déficit de camas que tenemos en la provincia de camas , no solamente hospitalarias, sino también de enfermeros, compañeros sobrecargados de trabajo mientras que los que necesitamos se encuentran emigrados, en precario o en paro.

Todos queremos un hospital: ayuntamientos, plataformas, pacientes, que son los que menos hablan y más padecen las deficiencias. Sabemos que si bien vale un dineral construirlo, y mantenerlo abierto y actualizados sus recursos humanos y tecnológicos al devenir de las necesidades de la población, representa un esfuerzo económico y de todo tipo considerable.

La red hospitalaria en nuestra provincia necesita crecer y hacerse más completa tras años de estancamiento de la inversión sanitaria en Málaga con cada vez, más población necesitada también de atención especializada. Otro Hospital se reclama en el Este, el reciente del Guadalhorce, a medio gas, por falta de previsión en sus requerimientos energéticos, y por último el anhelado Hospital de agudos situado en la Noria.

Pero con una población cada vez más envejecida, ¿Hasta cuándo seguiremos pidiendo hospitales y otros centros sanitarios? La demanda crecerá, la lista de espera es la estrella y los recursos son limitados . Este panorama impone, por ser finitos los fondos públicos y la necesaria eficiencia en la gestión de los recursos, que reflexionemos si verdaderamente podemos tener hospitales que, de mañana, funcionan con un alto rendimiento y que de tarde-noche tienen pasillos fantasmales. ¿Qué vale eso? ¿Qué supone elegir jornadas de guardias y no de turnos?

¿Podemos tener hospitales funcionalmente a medias, pagados como hospitales enteros?

¿No debería estar vinculada la eficacia y la eficiencia, en beneficio de los pacientes, con la excelencia del sistema y no con el ahorro económico?

Andalucía envejece. Tiene una población con un 45%, con una o más patologías crónicas y con un 5% de personas con pluripatologías, que necesitan del 30% de los recursos sociosanitarios. El Sistema no está preparado para atender y cuidar de personas que por su cronicidad, nunca se van a curar, en el sentido clásico, pero que con los cuidados necesarios van a tener una buena calidad de vida durante muchos años.

Por eso, los profesionales de Enfermería creemos que, incardinados en un sistema sociosanitario, centrado en la persona y no en la enfermedad, con una visión holística y coordinada de recursos necesarios en domicilio, atención primaria y especializada

Hacen falta más camas no hospitalarias para pacientes con este perfil . Centros de media y larga estancia, que estabilicen las crisis asociadas a la cronicidad. Que el paciente sea el centro y no se le clasifique por la patología que se le agudiza mientras se descuidan el resto y con soporte y apoyos suficiente para el tránsito a sus domicilios, garantizando que las personas dependientes estén más cuidadas.

Este tipo de paciente con patologías o pluripatologías crónicas no encaja en un sistema orientado a la atención del paciente agudo , que sin gran complejidad va a ser atendido fácilmente en muchos casos la sanidad privada donde prima la rentabilidad frente la sostenibilidad y la protección del derecho no excluyente a la salud , propia del sistema público.

Ante esta realidad creciente y con el horizonte de este nuevo hospital, tan necesario, celebramos, desde el Colegio, que el proyecto propuesto por el grupo de expertos contemple que las instalaciones del Hospital Regional se conviertan en Hospital Comunitario, con unidades de media y larga estancia que entendemos deben ser lideradas por enfermeros expertos en cronicidad y dependencia, creándose así un Centro de vanguardia, conscientes de que el nuestro es cada vez mas un país para viejos y crónicos, que han de ser tratados con la dignidad que merecen.

Este nuevo hospital, previsto para dentro de cinco años ha de construirse a medida de las nuevas necesidades. No queremos ningún hospital funcionando a medias, y debemos aprovechar el hueco de su mudanza para generar un centro público de media estancia como referente de cuidados a pacientes crónicos y dependientes.

En todo caso, aún en estos tiempos de inciertos cambios, las enfermeras y enfermeros siempre aportaremos nuestra capacidad en la gestión de recursos y estaremos acompañando y cuidando de las personas en su devenir vital. Está en nuestra genética y es nuestro compromiso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos