Ser hombre

ROSA BELMONTE

El principal problema que Margarita Robles ve en Luis de Guindos es ser hombre y no mujer. Hombre, ese problema parece más significativo en gente tipo Harvey Weinstein o El Chicle. Que Guindos no sea una mujer le parece a Robles lo más importante, con independencia de otras valoraciones, a la hora de optar a la vicepresidencia del BCE. Según la diputada, el Gobierno «ha optado por la desigualdad más absoluta y por dejar relegada a más de la mitad de la población de este país». Sin proponer ni negociar, quieren en el PSOE denunciar el «desprecio al que el Gobierno de Rajoy somete a las mujeres españolas». Dice Federico que el ministro Méndez de Vigo habla como si fuera a caballo. Guindos, otro miembro de la sección pija del Gobierno, habla como si fuera subido en una cebra. Margarita Robles, también adalid de la reforma de la ley de Memoria Histórica (con su Comisión de la Verdad y sus sanciones), habla orgullosa a lomos de un borrico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos