Hoguera

ARANTZA FURUNDARENA

Por favor, que alguien redacte de una vez el libro blanco de la corrección política, los diez mandamientos de la nueva moralina. Porque se está poniendo la cosa tremenda. Como dirían en México: no hay ya para donde hacerse... Ni siquiera los antisistema, esas 'máquinas expendedoras' del carnet de facha, están a salvo de ser considerados ellos mismos carcas y reaccionarios. Montan una 'butifarrada' popular para recaudar fondos con los que liberar a los Jordis, que ya me dirás si puede haber algo más subversivo que eso, y ¡zaska! van los veganos y los acusan de excluyentes. Y los animalistas los tachan de carnívoros cavernarios y de atentar contra la dignidad de los cerdos. A este paso, pronto saldrá otra liga defensora de los derechos de la soja y sus derivados, o de los brotes de alfalfa (criaturitas)... Ya ni beber agua podremos (un bien escaso y mal repartido) sin sentirnos criminales.

Nada es ya lo que parece. Algo tan casposo y rijoso como un concurso de Misses se traviste en Perú de plataforma reivindicativa contra la violencia machista. Y no sabe una si aplaudirlo por haber logrado difundir las escalofriantes e insultantes cifras de asesinatos y malos tratos a mujeres o criticarlo por airearlas desde las boquitas pintadas de unas chicas que se contonean con el único propósito de competir por su físico. Porque, no nos engañemos, al final las medidas por las que se las evaluó no fueron esos 2.202 feminicidios, sino el 90-60-90 de toda la vida.

Tampoco sé qué pensar de mi admirado Kevin Spacey, al que un farisaico Hollywood ya se ha apresurado a condenar al infierno. Si ha cometido algún delito (y se demuestra) que pague por ello, pero no entiendo por qué le tienen que retirar un Emmy honorífico a un grandísimo actor como él. Por esa regla de tres, descolguemos de los museos los cuadros del presunto pederasta Gauguin y del recalcitrante machista Picasso, prohibamos leer a los niños 'Alicia en el país de las maravillas' (por haber sido su autor un devoto de las ninfas), derrumbemos todas las estatuas de Colón por genocida, quitémosle el Oscar al depravado Marlon Brando, sigamos hurgando en el vicio ajeno hasta que no quede un solo ser humano imperfecto. Y el último en salir... Que apague la hoguera.

Fotos

Vídeos