Hierrezuelo

José Miguel Aguilar
JOSÉ MIGUEL AGUILAR

Hay en Málaga personajes singulares que nos llena de orgullo por el hecho de haber nacido aquí. En circunstancias así es cuando más crees en el destino, porque nos permite rodearnos de personas interesantes por mor de la casualidad. Son además gente que presume de su ciudad allí donde su profesión le permite extender su talento. En este caso, no me refiero a los más conocidos, a esos que constantemente están en los medios de comunicación por su vasta y grandiosa carrera profesional. Y que tienen mucho mérito, sin duda, y se merecen todo el eco que desprende su trabajo. Pero ahora aludo a aquellos que casi en silencio realizan una labor encomiable, son muy reconocidos en su sector, que suele ser minoritario, y pasan inadvertidos para el gran público, pese a que la mayoría de ellos trabajan en escenarios que reúnen a miles de personas. Daniel Hierrezuelo es uno de esos personajes que merece la pena tratar, y también alabar. Hoy vivirá una noche especial, estará bajo los focos, me imagino que será algo parecido a lo que sienten los actores en la noche de los Oscar, con la diferencia de que él sabe con antelación que recibirá el mayor de los premios, el reconocimiento a su labor como uno de los mejores árbitros en cualquier cancha del mundo (solo hay que ojear su biografía). El malagueño será hoy uno de los protagonistas en Belgrado, donde se celebra la 'Final Four' de baloncesto, la cita más célebre de este deporte a nivel mundial tras la NBA, a la que acudió un día el Unicaja una década atrás y salió por la puerta grande, con un tercer puesto que supo a gloria en 2007. Ser elegido año tras año entre los mejores de Europa está al alcance de muy pocos en cualquier terreno, imaginen en el deporte, donde la vida profesional es muy corta. Es verdad que Hierrezuelo es profeta en su tierra porque aquí es un personaje con mayúsculas, brilla con luz propia, pero le falta una estrella que ilumine su camino a la posteridad. Por ejemplo, en el paseo de la fama junto al estadio de atletismo que encumbra a los hijos deportivos más ilustres. Y él es ya uno de ellos, como demuestra su impresionante historial, labrado día a día.

Tras el fin de semana que cierra la cita del baloncesto europeo a su más alto nivel -donde el Real Madrid busca una nueva corona continental-, Dani Hierrezuelo ya tiene preparada una pequeña escapada para disfrutar del momento dulce por el que atraviesa su carrera. ¡Enhorabuena!

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos