Gramática para listos

Cita en el Sur

Un breve repaso gramatical puede ayudarnos a comprender este lío

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

Dos vocales juntas provocan un diptongo. Gracia y Fornielles, junto con Velarde (que se llama Alicia, para seguir diptongando), beneficiaron al gran hiato: Benjumea. Benjumea es un señor muy señoreado que recibió una indemnización multimillonaria tras el hundimiento de Abengoa, que también tiene sonoridad portuguesa y también termina en hiato, como desleal, como fue el tipo de administración que estableció y que constituye un delito. Para el número dos de Benjumea piden un poco menos tiempo de cárcel, pero es que sólo se apellida Sánchez, aunque se llama Manuel, con su elegante diptongo. Manuel en portugués hiata: Manoel. Todo esto debería servirnos para aprender, o sea: convirtamos a Manuel en un manual. La empresa, y el ambiguo prestigio empresarial andaluz, se hundía, pero había un montón de millones que birlar y bueno, ya sabe usted. La cárcel suele venir bien. No sólo porque sea el castigo estipulado para la magnitud de algunos delitos, sino porque verse en chándal dando vueltas a un patio permite otra perspectiva de ciertos asuntos. Así, Bárcenas llegó casi a dejar de ser fuerte. Pareció durante unos días que desvelaría el juego de siglas de sus anotaciones pero al final se lo pensó mientras se repeinaba y uf, qué pereza andar delatando, que es gerundio. Ahora ha mostrado menos cintura Correa, con su último hiato, quien se ha declarado arrepentido. A Correa no le salen las cuentas porque la Fiscalía Anticorrupción le pide ciento veinticinco años, y como tiene sesenta y dos, saldría de la cárcel con ciento ochenta y siete, demasiado viejo. Saldría todavía después que Bárcenas (buen nombre para un restaurante sin ambiciones especializado en comidas por la noche), pues para Luis el Cabrón, como le llamaban sus buenos amigos, la Fiscalía pide sólo treinta y nueve años, con lo cual saldría a los noventa y nueve. No hay nada como celebrar los cien con los tuyos, pero ¿quiénes son los tuyos? Ellos lo hacían todo por esta España nuestra, esta cosa nostra, pero se les iba la mano, como a Benjumea, que en cinco años ya podría reunirse con todos sus millones, si los conserva.

El procés ha hecho que desatendamos estos asuntos gramaticales y aunque quedan excelentes coletazos novelescos, como la etapa belga, vamos volviendo de nuestro corazón a nuestros asuntos. En Bélgica no es belga todo lo que reluce, claro, pues también andan por allí los belgicanos, que no son tan belgas. De Bélgica era otro personaje de hiato: el rey Leopoldo, que de aquellos lodos hizo estos Congos, unos de los infiernos en la tierra, aunque el Papa Francisco dijo que el infierno no existe y que la historia de Adán y Eva es un cuento, lo que habrán sufrido los negacionistas estadounidenses. ¿Por qué el cristinanismo no prohíbe comer manzanas? O parras. En Estados Unidos, aunque ahora vaya a distribuirse más y mejor el aceite de oliva andaluz, han prohibido nuestras olivas, las negras, porque desde el Gobierno de Trump las acusan de beneficiarse de ayudas europeas, el beneficio que busca Puigdemont en Bruselas.

Pero vamos al mejor hiato de todos: Prometeo ha conseguido el premio a la mejor librería cultural de España. Buen sitio para gastarnos los millones.

Fotos

Vídeos