Gracias paciencia

A cada uno lo suyo

A casi 10 años de la primera moción, el Ayuntamiento de Málaga anuncia la conexión entre la Alcazaba y Gibralfaro

PEDRO MORENO BRENES

No me quejo, en mi vida profesional como en la política nadie podrá acusarme de timorato. Mejor o peor, he afrontado los retos sin mirar a otro lado, he defendido las que tengo por causas justas sin aguantar caciques ni prepotentes y me han dado en los dos carrillos por todo esto, incluso a veces desde algunos que se decían de mis mismas ideas. En definitiva, no quiero saber nada con ese selecto grupo de los que siempre acuden, raudos, en «ayuda de los que están ganando». Tengo el honor de haber sido concejal-portavoz de IU en el Ayuntamiento de Málaga y candidato a la Alcaldía en dos ocasiones. Aunque en el segundo mandato tuve el placer de compartir tareas con Eduardo y Toni, durante el primer periodo (2007-2001), por circunstancias que no vienen al caso, me tocó lidiar con todo el trabajo del grupo municipal, algo inédito en la historia de la Corporación. De lunes a domingo, de la mañana a la noche, y compaginando con mis clases en la Universidad de Málaga, ya que renuncié desde el primer día al sueldo de concejal. Más de 1.000 iniciativas municipales y en solitario para defenderlas en pleno, comisiones, organismos y empresas, aunque por fortuna no me faltó el apoyo de mis compañeros de la oficina del grupo y la organización. Todas las iniciativas que presenté me parecían importantes, pero reconozco que la que pedía recobrar el paso interno (la Coracha terrestre) entre la Alcazaba y Gibralfaro (monumentos señeros de mi ciudad), me era especialmente grata y la defendimos con ahínco junto a la asociación Cultural Zegrí (gracias Salvador). Nunca entendí como era sistemáticamente rechazada por el PP sin argumento alguno cuando objetivamente estaba cargada de razón y beneficiaba a la ciudad y a su turismo. Se trata de evitar que tanto malagueños como turistas, una vez llegados a la torre del homenaje en lo alto de la Alcazaba, deban bajar y subir ahora por el paseo de Juan Temboury para llegar a Gibralfaro, con una caminata que le quita las ganas a cualquiera. Además, se recupera la conexión natural entre ambos recintos históricos, cortado desde la guerra de la independencia por una plataforma militar francesa. A casi 10 años de la primera moción, por la prensa me entero que el Ayuntamiento de Málaga anuncia una importante inversión para modernizar y mejorar la Alcazaba y Gibralfaro, que incluye la propuesta que tantas veces me rechazaron en pleno municipal. Gracias paciencia.

Fotos

Vídeos