Ganas de ver detalles

Pedro Luis Alonso
PEDRO LUIS ALONSOMálaga

Entre la locura creciente en que se ha convertido el fútbol mundial, el Málaga aplica cordura, aunque me da que con dosis exageradas. Mientras un gobierno de un emirato financia el fichaje de Neymar, la Premier League triplica o cuadriplica el precio real de mercado en sus fichajes, y los representantes se ponen las botas moviendo a sus jugadores de un club a otro sin que se asienten nunca, el club de La Rosaleda 'repiensa' sus movimientos. Los estudia en exceso, constreñido por el salario Liga. Este factor de corrección, que impide a los clubes españoles (salvo el Real Madrid y el Barcelona, que tejen y destejen a su antojo) incurrir en el endeudamiento de antaño, también los limita, los hace menos competitivos cara al exterior. Cada verano emigran algunos de nuestros mejores futbolistas, pero la regeneración no es eterna.

Más de un malaguista se pregunta dónde están los 31 millones de Camacho, Pablo y Sandro. Las cuentas no son tan simples. Hay que contar la amortización de fichajes pretéritos, los salarios de algunos jugadores que llegan y una pequeña bajada del límite salarial por la última clasificación liguera del equipo. Pero, lógicamente, el Málaga no es expansivo. Limita su inversión y, curiosamente, pone lo más fuerte de su apuesta en melones por calar, como Santos hace un verano y Cecchini en este. De la misma forma que ahora persigue a Esteban Rolón.

Es una paradoja más en un Málaga con 24.000 socios, pero cinco de cinco en derrotas, o la de un proyecto focalizado como pocos en un líder carismático (Míchel), sin que a menos de tres semanas para la Liga se hayan apreciado detalles fubolísticos suficientemente ilusionantes. Por eso el malaguista llega a la cita de hoy con expectación. El Trofeo Costa de Sol no es un partido cualquiera. Es la presentación. El aficionado quiere ver cosas. No otro Málaga sin gol y sin que apenas lleve el peso de los partidos. Faltan jugadores (los lesionados y los aún por fichar), pero ha llegado ese momento en el que se agotan las excusas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos