Frivolizar

ROSA BELMONTE

En la película 'Peter Rabbit' uno de los conejos se entera de que su enemigo es alérgico a las moras y le lanza unas cuantas con tirachinas. Una le entra en la boca. Tom, el conejo alérgico, sufre un shock anafiláctico y tiene que inyectarse Epinefrina. Las asociaciones de alérgicos se han quejado, creen que es acoso a los alérgicos. Boicot que te crió y, claro, disculpas de los creadores. El shock nos da también a los no alérgicos. Con el estreno de 'Yo, Tonya' he leído que a lo mejor se está frivolizando con el maltrato (¿con que alguien mande dar con un palo en las rodillas a una patinadora rival?). El problema es que la película es muy divertida. Ahora nos enteramos de la historia de Triana y Romeo. De la asesina joven de León ennoviándose en la prisión con un preso rumano. Son pareja de hecho. De deshecho. A mí sólo me sale reír, frivolizar, pensar en 'Mi querida hija Hildegart'. Con estos sacrificios que he hecho yo por ti...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos