Frágil. No tumbar

ROSA BELMONTE

Que todo vuele por los aires es un antiguo movimiento político. Theresa May ha acusado a Rusia de intentar desestabilizar las democracias occidentales. Y Enrique Riobóo, director de Canal 33, donde se emitió 'La tuerka', declaró el otro día en el Congreso que «Iglesias y los iraníes [a través de Hispan TV] tenían dos objetivos: visibilizar el 15-M y tumbar el sistema». Rufián también querrá tumbar el sistema, pero sólo es capaz de disfrazarse de Anna Gabriel y llevar esposas (seguramente, compradas en un sex shop). Laurence Rees, autor de 'El Holocausto. Las voces de las víctimas y de los verdugos' (Crítica), decía a Guillermo Altares que las comparaciones directas no funcionan, pero sí las conceptuales. Y que lo que ha aprendido sobre la condición humana tras estudiar el ascenso del nazismo es lo tremendamente frágiles que son las instituciones. No sé si el Congreso que deja payasear a Rufián es frágil o tan fuerte que no le afecta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos