LA FIESTA QUE YA ESTÁ AQUÍ

HORIZONTES CERCANOS

El 'Cartojito', la nueva marca para la fiesta de Bodegas Málaga Virgen que quiere desplazar al 'rebujito'.-El restaurante Hispania de Londres invita para una jornada gastronómica en noviembre a Adolfo Jaime.-Antonio Banderas, ovacionado en Londres por los actores y el público en el Dominion Theatre, donde asistió al musical 'Un americano en París'.

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

Como aquel que no quiere la cosa nos hemos plantado otra vez en la feria de agosto, porque eso de que el tiempo no corre, sino que vuela se cumple a ritmo vertiginoso sobre todo cuando se suman los años, aunque lo que no cambian son ciertas polémicas que acompañan a cada acontecimiento. Llega pues la Feria de Agosto, y el debate entre qué modelo de feria mantener, potenciar y cuidar se reabre, cual melón maduro. Los comerciantes del centro apuestan por el modelo de la feria de día, que ellos mismos crearon, pero... La cosa es que fue muy bien hasta que llegó el hasta cierto punto lógico desmadre que acompaña a todo acontecimiento con apellidos que empiezan 'con B', o sea bullicioso y bullanguero, ¿o es que sólo en la feria de Málaga están los que confunden alegría con borrachera o falta de respeto? Desgraciadamente en todos lados cuecen habas, pero sí que es bueno que se intente, al menos, controlar. La idea de esos mismos comerciantes de hacer una campaña para que la gente no acuda a la feria descamisada tiene que ir a comparada con 'otras medidas' para frenar ese inigualable look merdellón que conforme suman decibelios interiores el alcohol y el calor anima a no pocos a exhibir torsos desnudos como si se estuvieran grabando anuncios de colonia. Por otra parte, los hosteleros del centro se quejan, y sinceramente creo que con razón, de la existencia de casetas que sirven alcohol sin importarles mucho ni la calidad ni la cantidad. Es curioso que en este proceso de debate anual, se ven ciertos cambios de actitud, como por ejemplo la apuesta por la calidad de algunos bares y restaurantes que han decidido ampliar su oferta al real tanto por el día como por la noche: ElPimpi, Los Mellizos, Trepaolla... Lo hacen además este año duplicando espacio, señal de que la cosa funciona. Pero por más que queramos entrar en debates que a no pocos consuelan y entretienen, y en los que, no nos engañemos, no está la mayoría, lo que es indudable es que el modelo de convivencia de la dos ferias, la del centro y la del real, tiene su propio público, y lo que hay que hacer es tratarlas por igual, salvo que se opte por un solo modelo y se suprima una de las dos. Como eso no va a ocurrir, porque la gente no quiere, pues a cuidarlas, mimarlas y dotarlas de contenido, que si hay algo que aleja al 'chusmi' es la calidad. La apuesta por la calidad de la feria en su amplio concepto es vital, y consuela que eso lo piense quien está al frente de la misma, Teresa Porras, quien está por la labor de que la fiesta sea lo que debe ser y no otra cosa. Málaga, pues, y apelamos ya a los tópicos, se prepara para 'vestirse de lunares y echarse' a la calle. En menos de dos semanas ya tendremos nuestros fuegos artificiales y la feria de agosto marcará el momento álgido de gente en una ciudad que vive uno de los veranos con mayor afluencia de visitantes de su historia.

Y de lunares rojos será la etiqueta que 'vestirá' el nuevo producto que va a presentar Bodegas Málaga Virgen con motivo de esta feria, el Cartojito, el 'hermanito pequeño' del famoso y asentado Cartojal, como dice Didier Bricout. El 'cartojito' es la competencia malagueña al 'rebujito', y se trata de un vino dulce pálido al que se le suma menta, hierbabuena y cítricos, que se tiene que beber muy frío y que esperan sea la bebida de moda en los festejos agosteños de 2017. Didier comenta que la producción será limitada «para ver cómo reacciona el consumidor, pero esperamos que tenga una buena acogida porque la verdad es que nos ha quedado un gran producto, propio para la feria». El rebujito, que tuvo sus orígenes en Jerez y Sevilla, pero que se ha popularizado en todas las ferias andaluzas, tiene su precedente, según los que dicen entienden de esto, en un combinado inglés llamado Sherry Cobbler, que fue muy popular en la época victoriana entre las clases distinguidas de la sociedad londinense, y era la mezcla del jerez con agua carbonatada, azúcar, zumo de limón y hielo picado, y se tomaba con pajita. Como se verá, los aditamentos son los mismos, pero cambia el tipo de vino: «El vino dulce de Málaga tiene una gran capacidad de combinación», señala Didier.

Por cierto, que ya que hablamos de Londres, el próximo 7 de noviembre, coincidiendo con la World Travel Market, esa catedral de la gastronomía española en la capital del Reino Unido como es Hispania va a hacer una jornada gastronómica malagueña de la mano del chef Adolfo Jaime y el restaurante La Bohéme, que hace poco abrió sus puertas al público y que ha venido a ampliar la gran oferta y de alta calidad de la cocina malaguita. Tanto Adolfo Jaime como Damián Caneda, propietario junto a su hijo del referido restaurante, están muy ilusionados con esta experiencia, de la que informaremos detalladamente cuando se acerquen las fechas, ya que estas jornadas del restaurante Hispania tienen una importante tradición. Su propietario, el asturiano Javier Fernández, señala que «Adolfo es una de las grandes referencias de la gastronomía andaluza, y al saber que había vuelto a la actividad con La Bohéme pensé que era el momento de ofrecer una jornada de su cocina en Londres», que no es mal sitio, desde luego. Desde la celebración del I Foro Internacional de SUR, en Londres y precisamente en el Hispania, este restaurante, ubicado en el corazón de la City ha incorporado numerosos productos de 'sabor a Málaga', entre ellos los vinos de Málaga Virgen, «bodega a la que invitaremos a haced una degustación y maridaje ese mismo día de Adolfo», señala Fernández. No me extrañaría que con su ya declarado apego a los productos 'made in Málaga', el Hispania invite a una degustación también a Cervezas Victoria, que como se sabe, el próximo 7 de septiembre, en vísperas del día que le dio su nombre y vio nacer la primera fábrica, comenzará de nuevo su producción en la tierra que la vio nacer, en un acto que sus organizadores quieren que sea todo un acontecimiento.

Seguimos en Londres, donde actualmente reside el actor malagueño Antonio Banderas, quien sin duda vive uno de sus momentos más dulces tanto profesional como personalmente. Su popularidad y la devoción que la gente tiene por el actor malagueño no tiene límites, como se vio el pasado jueves en el Dominion Theatre, donde se representa uno de los grandes acontecimientos musicales del año en Londres, 'Un americano en París', con llenos absolutos a diario y eso que el aforo del teatro supera las 2.400 butacas, pero en el que es casi imposible conseguir una buena localidad hasta dentro de unas cuantas semanas. Banderas, con su novia Nicole y su cuñada, Bárbara, acudió a ver el musical, aclamado por la crítica, y al finalizar subió al escenario donde todo el elenco lo recibió con una gran ovación, petición de autógrafos y 'selfies', prueba de la admiración que despierta el malagueño allá por donde va. Ashley Day, protagonista principal, tuiteó que era «un orgullo y un privilegio» que Banderas asistiera a su representación, a quien al salir del teatro le ocurrió igual por parte de un numeroso público que lo esperaba en las puertas del recinto.

Desde estos horizontes, un emocionado recuerdo para los familiares de Lucía. Un lucero de tres años brilla en el firmamento... Para una tragedia así no puede haber consuelo. La vida es dura, mucho, demasiado a veces como en este caso.

Feliz semana a todos.

Fotos

Vídeos