Repaso semanal

FANTASMADAS EN EL CONVENTO DE LA TRINIDAD

De la Torre y Miguel Ángel Vázquez, en la rueda de prensa en la que discutieron./
De la Torre y Miguel Ángel Vázquez, en la rueda de prensa en la que discutieron.

Javier Recio
JAVIER RECIOMálaga

Cualquier lector despistado que haya escuchado estos días al alcalde de Málaga y al consejero de Cultura de la Junta puede sacar unas conclusiones erróneas, que están muy alejadas de la realidad. Ambos hablaron del convento de la Trinidad y del proyecto que se quiere instalar allí, una especie de fábrica para las artes en vivo, un centro para la formación, producción y distribución de productos culturales «que tendrá dimensión social», remató con estas palabras siempre mágicas el consejero, que tiene nombre de torero clásico de Sevilla y que quizá por eso suela sacar bastante bien el capote para ejercitar con maestría la suerte del engaño. No se alarme si no sabe muy bien de lo que trata el proyecto, porque es difícil hacerse una idea.

Pues bien, De la Torre, que a fuerza de la costumbre tiene nombre de alcalde, se mosqueó porque dice que esa iniciativa difícil de visualizar era la que tenía preparada él para la antigua prisión, por lo que dio a entender que se lo habían copiado. O sea, que cualquiera pudo caer en el error de que ambos tienen listos sus respectivos proyectos para ejecutarlos por la vía rápida. Nada de nada. No entren al trapo de ninguno de los dos, porque no tienen ni un euro presupuestado para eso.

Otra conclusión errónea en la que han podido caer los más despistados es en el carácter versátil que tiene ese convento, que además de albergar a religiosas y a un acuartelamiento de la Guardia Civil, también ha sido un Parque de los Cuentos, la sede del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, la Biblioteca Provincial y el Museo Arqueológico. Eso es un edificio de usos múltiples y lo demás son tonterías, podrían pensar esos ciudadanos que no llevan al dedillo la actualidad malaguita. Pero por desgracia tampoco es así. Han sido propuestas sin ejecutar. Sigue siendo un edificio que está abandonado desde el año 1975 cuando dejó de ser un cuartel de la Guardia Civil. Con la experiencia en Málaga, da miedo pensar qué sería de los conventos, templos o la propia catedral si la Iglesia no estuviera pendiente de los mismos. Y es que la capital tiene una especie de maldición con los edificios antiguos. Además del citado convento, está la antigua prisión provincial, que desde 2009 sigue acumulando años de abandono con proyectos que no terminan de cuajar nunca. O el colegio San Agustín, que está predestinado a volver a acoger libros como la gran biblioteca provincial de Málaga, aunque nadie mueve un papel, o los mueve demasiado de un sitio a otro, para que así sea. Mientras tanto, sigue siendo un edificio ruinoso justo al lado de uno de los grandes símbolos de la ciudad, el Museo Picasso. En este caso la culpa es del Gobierno central, que nunca ha hecho nada en este sentido, con independencia del color político del mismo. Es difícil olvidarse en esta maldita lista del gran clásico: el Astoria, que también suma décadas de proyectos e ideas que ocupan mucho tiempo de discusiones sin que el antiguo cine tenga un final feliz.

¿Por qué ocurre esto en Málaga? ¿Tan torpes son los dirigentes de todas las administraciones? ¿Por qué hay un edificio como el del antiguo Gobierno militar en pleno paseo de la Farola que se ha dejado morir? ¿Por qué? ¿O por qué no se ha mantenido con diligencia el antiguo edificio de Correos, pese a tener esa arquitectura tan característica? A lo mejor es que les gusta tener levantados monumentos a la incompetencia. Si es así, lo están haciendo muy bien. El único edificio antiguo que se recuperó y se puso en valor fue el de Tabacalera, aunque no estaba tan mal conservado cuando lo adquirió el Ayuntamiento y también se ha tenido que pasar por un calvario como fue el fallido Museo de las Gemas.

El resto, como se ha apuntado anteriormente, acumula olvido además de suciedad e incompetencia. Incluso pueden albergar algún que otro fantasma. Aunque la verdad sea dicha y para ser rigurosos, está constatado que estos seres paranormales no son los autores de las fantasmadas que llevamos escuchando durante muchos años...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos