Y ahora lo explicas

JOSÉ ANDRÉS TORRES MORA

He leído que al líder de Podemos le parece que la declaración de secesión, realizada por el Parlamento de Cataluña el pasado viernes, es ilegítima, ilegal y favorable a la derecha. Tal acumulación de críticas a la secesión me lleva a pensar que los dirigentes del partido morado tratan de poner una apresurada distancia con sus propios actos. Que la votación era ilegal es algo que ya sabían los diputados de Catalunya Sí Que Es Pot, cuando participaron en la votación, de hecho, la ilegalidad de la votación fue la razón por la que los diputados de Cs, PP y PSC se ausentaron del pleno antes de que comenzara.

Cuando participamos en una votación, la estamos legitimando. Es más, cuando participamos en una votación nos estamos comprometiendo a aceptar su resultado. Sin embargo, después de los épicos saludos que el señor Fachin y la señora Martínez dirigieron a la bancada independentista, al volver a sus asientos tras haber votado, resulta que consideran que todo aquello era ilegal, ilegítimo y que, por tanto, no tiene ninguna validez.

Es verdad que ninguno de los parlamentarios que votaron el viernes creía en la validez de lo que hacían. De hecho esa fue la razón por la que los héroes de la independencia decidieron privarse a sí mismos, y a sus hijos y nietos, del honor de una votación por llamamiento y a viva voz. Sabían que no estaban constituyendo un nuevo Estado, con una nueva legalidad, sino que deberían responder ante las leyes que durante los últimos cuarenta años, en sucesivas votaciones democráticas, los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña habían contribuido a establecer. Tanto es así que ahora dice el señor Fachin que no mostró su voto para proteger a los diputados secesionistas.

¿Por qué protegen los diputados de Podemos a los diputados secesionistas de las consecuencias de sus acciones ilegales? Quizá la explicación más sencilla es porque aunque las consideran, a pesar de ilegales, legítimas. Por eso me sorprendió que su líder, el señor Iglesias, dijera que además de ilegal era ilegítima, argumentando, con razón, que el Govern tenía votos para gobernar, y no para declarar la independencia, lo que no ha impedido a su partido legitimar el referéndum del 1-O y la votación del viernes con su participación.

Me llamó la atención la última afirmación del señor Iglesias, al sostener que la declaración de independencia favorece al PP, porque es como si le estuviera diciendo a los cesionistas: además de malos sois tontos. Un reproche en el que, por cierto, pesa más lo de tontos que lo de malos. Lo que le preocupa a los dirigentes de Unidos Podemos no es el daño que una secesión puede producir a la sociedad catalana, y al resto de la sociedad española, sino que beneficie al PP. A buenas horas. Y, por cierto, ahora quién se lo explica al señor Cañamero, diputado de Podemos por Jaén, que se ha paseado por Cataluña defendiendo el derecho unilateral de los ciudadanos de Pals (Girona) a declarar extranjeros a los de Segura de la Sierra (Jaén). Será muy interesante ver al señor Cañamero explicarlo, en Jaén, en las próximas elecciones.

Fotos

Vídeos