EXPECTACIÓN MUNDIAL POR 'LOS GENIUS'

National Geographic realiza una campaña promocional sin precedentes de la serie sobre la vida de Picasso que interpreta Antonio Banderas. -Los principales medios de comunicación internacionales se hacen eco del estreno, el próximo martes. - Los ojos de Picasso, los ojos de Bandera, protagonistas del gran despliegue publicitario. -El éxito del malagueño Xavier Carrillo con Digital Legends. -Puche llega al CAC

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

Ambos han conseguido ser uno. El gran éxito de Antonio Banderas ya lo ha logrado, al mimetizarse de tal forma con su paisano Pablo Picasso que ha tenido que hacer un importante esfuerzo para, de alguna manera, sacudirse el papel que ha representado del genio. La expectación mundial es grande, y la publicidad que National Geographic está haciendo a nivel internacional es impresionante, casi sin precedentes. Vayas donde vayas te encuentras el rostro garabateado de Banderas-Picasso con sus ojos penetrantes en las estaciones de Nueva York, Londres, Hollywood o Washington, o en los grandes rotativos alemanes, o en Moscú, o en Roma. En París, en el Parque de los Príncipes, también se anuncia que el día 24 de este mes, o sea dentro de 48 horas tan sólo, llegará la segunda parte de 'Genius', la que pondrá más de moda aún a nivel internacional al más importante artista del siglo XX, el malagueño Pablo Picasso.

Hasta ahora, Antonio Banderas tenía dos 'picassos'. Dos dibujos, uno de los cuales se lo ha quedado Melanie tras su separación matrimonial. «¿Un óleo de Picasso? ¿Tú sabes lo que vale eso?». Algo sí, que hace unos años Málaga se pudo quedar con un cuadro del quinceañera Pablito titulado 'Montes de Málaga' por 'sólo' 200 millones de pesetas (eran tiempos de la rubia moneda, y no del inalterable euro), pero aquí faltó un poquito de visión y se fue a Suiza, donde hace unos meses su propietario lo revendió por casi 6 millones de euros, o sea 1.000 millones de pesetas.

Picasso era un manipulador. Manipulaba al arte y a la gente. Pero hay que entenderlo en el buen sentido del término. Y cómo no, ha manipulado también a Antonio Banderas, que ha sufrido en sus propias carnes como nunca la forma en la que un personaje se mimetiza con el actor y viceversa. Era su ilusión ser Picasso. De alguna forma sus dos historias son parecidas: irse de Málaga no sin pena, enfrentarse a un mundo desconocido y triunfar en él. Eso tenían en común, aparte su forma de entender la vida, «muy malagueña». Banderas se ha empapado de Picasso de tal manera que ha estado meses leyendo cosas y más cosas del genio, y ha hablado con su familia, con su hija Maya, con sus nietos... Ha visitado museos, ha leído varios tratados sobre el Guernica y ha estado todos los días 5 horas en la sala de maquillaje para dar la vida y la imagen de su paisano. El espíritu de Picasso, ese que según Marilyn McCully habita en las esquinas del museo del artista en la calle San Agustín, se lo ha pasado bomba porque su vecino Antonio, en su ático a escasos metros de donde habita el genio, estudiaba su vida y su forma de entenderla, aparte de interiorizar gestos, movimientos y andares del artista. «Hay días en los que me cuesta trabajo andar como habitualmente, porque lo hago como Picasso...». Ese mismo Pablo Picasso se hubiera divertido de lo lindo en una conversación con Banderas. Y viceversa. Los dos 'Genius' malagueños se han dado la mano para poner a su tierra natal en primer plano a nivel mundial, y si algo queda claro en la serie y que destruirá para siempre la falsedad de que Picasso era francés; era malagueño y siempre fue español. Porque Picasso y Banderas son Málaga en mayúsculas, quieran o no quienes sólo ven poco más que su propia nariz. Y si no, que compren el ejemplar del día de influyentes New York Times, que el pasado martes le dedicaba portada y dos páginas a Banderas y a Picasso en un fantástico reportaje con una maravillosa foto de Charlie Gates, que incluimos en estos Horizontes malagueños. No se pierdan el primer capítulo de 'Genius: Picasso'. Ya se engancharán con los demás. Garantizado.

La empresa que creara y dirige el malagueño Xavier Carrillo, con sede en Barcelona, Digital Legend Enteirtment, desarrolladora de videojuegos, ha sido incluida en el top europeo del Financial Times (en el puesto 491) en la clasificación de las 1.000 mejores empresas de I+D de Europa. Xavier Carrillo, «nacido en Gálvez», como gusta decir a su padre, el conocido diplomático Francisco J. Carrillo, es hoy una figura en el mundo de los videojuegos por la importancia de su empresa, que ha desarrollado versiones que ya superan millones de descargas. Igualmente ha sido pieza fundamental en conseguir a unanimidad de todos los grupos del arco parlamentario español para conseguir la declaración al videojuego como 'Bien cultural', y actualmente es el presidente de la Academia de Ciencias Interactivas.

Carrillo tuvo que marchar a Barcelona porque fue allí donde más facilidades encontró para el desarrollo de sus ideas, creando en 2001 la referida Digital Legends, en la que actualmente trabajan 45 personas de alta cualificación en su campo, y que colabora de forma activa como los gigantes de las nuevas tecnologías, como Apple, Samsung, Nokia y un largo etcétera.

Las facilidades ofrecidas al sector por la Comunidad Autónoma de Cataluña hizo que muchos jóvenes empresarios como Xavier Carrillo se decantaran por el área metropolitana de Barcelona para desarrollar sus proyectos a comienzos del siglo, lo que hace que aquella Comunidad aglutine hoy en día el 45 por ciento de los empleos que genera el sector en toda España, que alcanza los 5.400 empleos directos, y otros tantos indirectos, de los que 1.700 son proveedores 'freelance'.

Los dos últimos lanzamientos de Digital Legend, 'The respawnables' y 'Afterpulse' han conseguido superar como se ha dicho los 50 millones de descargas, y lo ha logrado de la mano de una empresa creada y liderada por un malagueño que sigue siendo un enamorado de su tierra natal, aunque como tantos otros se viera obligado a dejarla para desarrollar su actividad profesional. Menos mal que los tiempos están cambiando. O al menos eso queremos suponer...

Profetas en la propia tierra. Difícil cosa en Málaga, donde para un propio es más difícil triunfar que para un foráneo. No parece que vaya a ser el caso del pintor malacitano José Luis Puche, que comienza a ser punto de atención del mundo del arte patrio. Del 17 de mayo al 28 de agosto el CAC Málaga expondrá una muestra de este artista, que ya cuelga sus cuadros en no pocos países y que es uno de los artistas preferidos por el propio Antonio Banderas. El Centro de Arte Contemporáneo mostrará una colección de su obra, realizada expresamente para el evento, bajo el título de 'Como nieve que baila'. Puche descompone la perspectiva, estableciendo visiones diferentes y narraciones alternativas simultáneas. Con el blanco y el negro como colores predominantes, con los que juega con una extrema habilidad, Puche entiende que la interactividad del artista y su obra con el espectador tiene que ser parte primordial de su mensaje, como él mismo dice, «obligar a pensar qué ve a quien lo ve», que desde luego es mucho más difícil de conseguir que de decir, pero José Luis Puche ha encontrado la clave. Se hablará, y no poco, de él. Al tiempo.

Se nos va la semana en la que el cine ha llenado las cuatro esquinas de la ciudad. El evento, como siempre, ha tenido una importante repercusión mediática, y el ambiente se ha vivido no sólo en las salas de cine, sino también en hoteles, restaurantes y lugares de moda en el centro. Semana Santa, Festival de Cine Español y Latinoamericano... habrá que inventarse algo para mayo... ¡Ah!, la Magna, nada más y nada menos, en torno a la Patrona. Sean felices, propónganselo, y dejen que servidor lo vea y disfrute.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos