WTM: estar y saber

Pedro Luis Gómez
PEDRO LUIS GÓMEZ

La World Travel Market ha cerrado sus puertas un año más con nítidos mensajes a sus participantes. Es sin duda la reunión internacional de turismo que aporta más y mejores datos, y generalmente, experiencia de 34 años seguidos tenemos, se equivoca muy poco. En este 2017, el primero y más claro que nos ofrece es que la situación de Cataluña afectará al conjunto del turismo español si se mantiene en el tiempo como algo enquistado. Hablar de 'gobiernos en el exilio', de 'presos políticos', de 'falta de libertad', que se lean esos titulares en periódicos y se difunda en redes sociales, aparte de una burda mentira populista, no es precisamente la mejor propaganda para un destino turístico. Es verdad que estamos a mil kilómetros, pero los turistas, y los extranjeros más, entienden poco de distancias geográficas cuando se refiere a seguridad, estabilidad y tranquilidad. Por tanto, nadie en España, y eso incluye a Andalucía y a la Costa del Sol, puede ignorar esta circunstancia. Segundo, el 'Brexit' no va afectar de forma directa, aunque si la libra sigue perdiendo valor, entonces está claro que el potente mercado emisor como es Gran Bretaña se resentirá, y también, por ende, los receptores. Tercer mensaje: llamada de atención y reclamo a la calidad. Los destinos Málaga, Costa del Sol, Andalucía y España dependen mucho más de la calidad que de otra cosa. El turista británico, el principal 'abastecedor' internacional de nuestro sector, reclama ante todo calidad: en el servicio, en la oferta, en los hoteles, en las playas, en la oferta alternativa. Nosotros, en el Reino Unido, ya no estamos considerados como un mercado barato, ni tampoco hay que aspirar a ofrecer vuelo, pensión completa y hotel por 300 euros una semana. Eso queda para los que ahora necesitan salir del hoyo, y no es el caso de nuestro destino, porque España sigue siendo potencia indiscutible.

La gente quiere venir a España, y Andalucía y la Costa del Sol son puntos muy conocidos en Gran Bretaña, y Málaga se ha sabido colar entre los lugares más demandados en aquel mercado, lo que no deja de ser mérito enorme para una ciudad que en 1995 no tenía ni siquiera una Concejalía de Turismo.

Esta WTM nos ha mostrado también la necesidad de que la Costa del Sol tenga presencia propia en ExCel. Eso no quiere decir para nada salirse del 'paraguas' de Andalucía, pero miren, en la feria internacional de turismo de Londres, la Costa del Sol tiene que tener peso y entidad, ubicación, localización y visualización. No puede ser un mostradorcito más. Allí están todos, sí, pero los líderes, los que son importantes en el mercado británico destacan por encima de quienes no lo son. Y nadie puede cabrearse por ello. Hay que estar, pero también saber estar.

Fotos

Vídeos