El espíritu del 92

JAVIER FERNÁNDEZ ARRIBAS

La conmemoración de ciertas efemérides suele demostrar frustraciones que provocan demasiada melancolía. Sin embargo, recordar el 25 aniversario de la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona, de la Expo Universal de Sevilla y de Madrid capital cultural europea es un ejercicio imprescindible en estos momentos. Resaltar los valores, los principios, las voluntades que hicieron que todos los españoles trabajáramos en pos de un objetivo común, que se alcanzó con enorme éxito en las tres grandes citas internacionales, es una demostración indiscutible de categoría humana, política y social de todos los ciudadanos y de sus representantes políticos. Es una lección adecuada para estos momentos donde la mediocridad y falta de escrúpulos de un grupo de políticos fracasados en su gestión al frente de la Generalitat de Cataluña pretenden conducirnos a un choque con el Estado, con la democracia, con la libertad y con la soberanía de todos y cada uno de los españoles.

Resulta patética la situación que sufren los catalanes porque una parte de sus dirigentes políticos pretenden adueñarse de la representatividad de todo el pueblo catalán cuando las urnas han demostrado que no pasan del 47% y descendiendo al 41%. La gestión de Jordi Pujol con Convergència, del tripartito con socialistas, Esquerra e ICV y de Artur Mas y Carles Puigdemont en plena deriva soberanista han colocado a Cataluña en una situación económica inviable, con una deuda de más de 60.000 millones de euros, y con la necesidad de que el FLA (Fondo de Liquidez Autonómica) pague la cantidad necesaria cada mes para hacer frente a las nóminas de los funcionarios catalanes, incluido los independentistas Puigdemont y Junqueras.

Además de cumplir la ley, los representantes políticos deben solucionar los problemas de los ciudadanos, como son en este caso el paro, las pensiones, la sanidad, la educación, el medio ambiente o la atención a la tercera edad, entre otros. Hay que revisar el estado de las autonomías, claro, pero siempre con el espíritu del 92 que hizo mucho mejor a España y a los españoles.

Fotos

Vídeos