La entrevista de Rajoy y Díaz

Andalucía en el dieciocho

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

La entrevista este miércoles entre Mariano Rajoy y Susana Díaz se produce en unas circunstancias distintas a la última de los dos presidentes en La Moncloa en diciembre de 2014, pero cabe la posibilidad de que el resultado sea el mismo de entonces; es decir, ninguno.

Rajoy gobernaba con mayoría absoluta, aunque solo le iba a durar un año. Susana Díaz acababa de aprobar el tercer presupuesto de la coalición socialista con Izquierda Unida, formación que esperaba seguir un año más en la Junta. Díaz convocó elecciones dos meses después rompiendo el pacto con los izquierdistas.

La presidenta llevaba en su cartera de peticiones las propuestas andaluzas para el plan Juncker. Entre ellas figuraba el enlace andaluz de Algeciras con los corredores ferroviarios con Europa. Nada se ha avanzado desde entonces con esta importante infraestructura para Andalucía.

Hoy Rajoy gobierna en minoría y está a la espera de que haya fumata blanca en Cataluña para que el PNV apruebe sus Presupuestos. Cuenta como aliado a Ciudadanos. Las relaciones de Rajoy con el partido de Albert Rivera no pasan por buen momento por el 'mastergate' de Cristina Cifuentes. En realidad, por el susto del PP en el cuerpo por el adelanto de los naranjas en las encuestas. Cs y PSOE también hacen un poco de paripé en Andalucía, aunque aquí el partido de Rivera ya le aprobó el Presupuesto a Díaz en diciembre. La tensión es otra: El adelanto electoral.

Con unos Presupuestos del Estado en el aire, las respuestas de Rajoy a las peticiones de Susana Díaz pueden adivinarse: Préstame los 22 diputados del PSOE andaluz y te doy lo que quieras.

Lo que quiere Andalucía es un nuevo tratado de financiación autonómica que tenga en cuenta sobre todo el coste de los servicios por habitante. Somos la comunidad más poblada, 8,5 millones de personas repartidas en un territorio extensísimo. Tiene razón Juanma Moreno, que se ha recorrido la región de punta a punta 500 veces, que Díaz no solo tiene que convencer a Rajoy del acuerdo de financiación, sino también al resto de comunidades del PSOE y a Pedro Sánchez.

Pero a él le toca convencer a Rajoy de mejorar el Presupuesto. Moreno cruza Andalucía de parte a parte en furgoneta, lo que le ha evitado los problemas que tienen almerienses y granadinos sin coche para coger el tren que les lleve a Madrid, a Sevilla, a Málaga, a donde quieran. El AVE a Granada no es que vaya con retraso, es que no llega porque no ha salido. El Presupuesto de Rajoy tampoco prevé la línea de alta velocidad a Almería, la peor comunicada de todas.

Susana Díaz va a la Moncloa con una carpeta de adhesiones de agentes sociales, entre ellas la concentración de medio millar de empresarios el pasado jueves en Los Barrios, liderados por el presidente de la CEA, Javier González de Lara, reclamando mayor inversión para la conexión Algeciras-Bobadilla.

Pero hay que desconfiar de todo. La reunión es el miércoles de Feria, festivo en Sevilla. En 2014, Rajoy eligió el día del sorteo de la lotería de Navidad. Y luego está la duda de quién de los dos está barajando el adelanto electoral. Este es el clima de la entrevista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos