La energía nuclear en el futuro modelo energético

La energía nuclear en el futuro modelo energético

Durante tres días nos vamos a encontrar en Málaga para participar como congresistas en la 43ª Reunión Anual de la Sociedad Nuclear Española

JOSÉ ANTONIO GAGO BADENASPRESIDENTE DE LA SOCIEDAD NUCLEAR ESPAÑOLA (SNE)

La mayor parte de las formaciones políticas del arco parlamentario se ha pronunciado a favor de un Pacto de Estado de la Energía que dé estabilidad al sistema, garantice el suministro eléctrico a nuestro país y posibilite el cumplimiento de los acuerdos de París para la reducción de emisiones de CO2, mediante un mix energético de generación eficiente y competitiva que favorezca el desarrollo económico, la generación de empleo y la lucha contra el cambio climático.

Desde la Sociedad Nuclear Española (SNE), entidad que agrupa a más de mil profesionales, suscribimos la necesidad de disponer de un marco regulador estable, que otorgue estabilidad y certidumbre al sistema eléctrico a medio y largo plazo.

No obstante, para identificar el modelo de generación eléctrico más adecuado a las necesidades y recursos de nuestro país, la SNE considera que se deben analizar en profundidad todos los aspectos científicos, tecnológicos, económicos, legales y sociales asociados, sin descartar por apriorismos ninguna tecnología, y abogamos por un debate profesional, riguroso y reposado, del que salgan las bases sobre las que sustentar un modelo energético sostenible en todos sus aspectos.

Representando a una gran parte de los profesionales del sector, considero necesario poner sobre la mesa y recalcar que la energía nuclear es la fuente de generación eléctrica sin emisiones más fiable y eficiente en la actualidad en nuestro país. Gracias a las inversiones continuadas y a un riguroso mantenimiento de las instalaciones, disponemos en España de unas centrales actualizadas y con un altísimo nivel de seguridad y fiabilidad. Con sólo un 7% de la potencia total instalada en España, la generación nuclear sigue siendo, y ya son seis años consecutivos, la principal fuente de producción eléctrica del país, con una cobertura anual superior al 22% de la demanda. La energía eléctrica de origen nuclear contribuye con alrededor del 35% a la producción total que no emite gases de efecto invernadero.

La seguridad nuclear está en el pilar de la operación de las instalaciones nucleares y forma parte de los valores fundamentales de todos los profesionales de este sector. Las instalaciones se ven continuamente reforzadas con avances tecnológicos y el análisis y aplicación de las lecciones aprendidas del funcionamiento de todos los reactores nucleares que hay en el mundo. El objetivo de la seguridad nuclear es proteger a trabajadores, población y medio ambiente contra los efectos de eventuales emisiones al exterior de sustancias radiactivas y, por ello, los diseños de las centrales nucleares cuentan con sistemas de seguridad redundantes y con edificios, como el de la contención del reactor, que evitarían o permitirían controlar la radiactividad generada en caso de producirse un accidente.

Si hay un valor fundamental en el sector nuclear que deba ponerse de relieve es el de sus profesionales y vamos a ser una parte muy significativa de ellos los que durante tres días nos vamos a encontrar en Málaga para participar como congresistas en la 43.ª Reunión Anual de la SNE. Como presidente de esta sociedad me corresponde y enorgullece representar a todas estas personas que trabajan día a día comprometidos con la seguridad y de manera rigurosa para que la energía nuclear sea valorada sin sesgos ideológicos o apriorismos como parte fundamental de un modelo energético de futuro que nos permita combatir el cambio climático y proporcionar una energía de base siempre necesaria para asegurar la estabilidad de la red de distribución. La seguridad de las instalaciones, muy alta fiabilidad, capacidad tecnológica para funcionar a largo plazo, seguridad de abastecimiento de combustible, contribución a la contención de los precios de la energía son algunas de sus principales credenciales, además de ser motor económico y de desarrollo de la industria nacional, proporcionando un alto índice de empleo de alta cualificación y con un marcado componente de proyección internacional de nuestras empresas.

Nuestro objetivo como SNE es que este debate actual de transición energética se realice de la forma más rigurosa posible, atendiendo a las necesidades reales del país, sin desestimar ningún tipo de energía por razones ideológicas. Consideramos que es imprescindible contar con la energía nuclear para cumplir con los compromisos que hemos adquirido en 2016 después de la ratificación por parte de la Unión Europea de la COP21 que se celebró en París en diciembre de 2015 y seguir dando el servicio de calidad eléctrica que necesitan los consumidores.

Confiamos que este papel y el necesario marco regulador queden reflejados en la futura Ley de Transición Energética y Cambio Climático, permitiendo que la energía nuclear forme parte del modelo energético de futuro por su relevancia en la consecución de los objetivos de fiabilidad, garantía de suministro, competitividad y respeto al medio ambiente que todos deseamos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos