El diputado expulsado

ROSA BELMONTE

Mucho me he reído de Manuel Marín como presidente del Congreso cuando parecía el cascarrabias abuelito de Marisol. Pero hizo cosas extraordinarias. Por ejemplo, expulsar del hemiciclo a Vicente Martínez Pujalte en mayo de 2006. Echó al portavoz adjunto del PP tras llamarle al orden tres veces. Había estado armando una bronca que explotó contra Alonso, el ministro del Interior. Fue el primer expulsado. No se recordaba un caso semejante desde 1976. Con la invitación a abandonar el Pleno, Pujalte retó a llamar a la policía para que lo detuvieran uniendo las manos. Marín leyó la parte del Reglamento que lo facultaba para echar a Pujalte. Y este se fue haciendo una burlesca reverencia a los socialistas y al presidente de la cámara. ¿Es Pujalte peor que Rufián? Qué más da. Desde luego, Ana Pastor ahí arriba es peor que Marín. Nunca ha habido un presidente del Congreso más cercano al jefe del Ejecutivo y al laissez faire del neopujaltismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos