Deshacer la historia

ROSA BELMONTE

José Luis Villar Palasí fue ministro de Educación entre 1968 y 1973. Por tanto, es franquista y se le puede pasar por el cuchillo de la ley de Memoria Histórica, catástrofe con la que Zapatero legitimó la burricie vengativa (una cosa es buscar muertos en las cunetas y otra, no aceptar el pasado). Da igual que Villar Palasí sea el padre de la EGB, el BUP o la FP, que estableciera la obligación de la escolarización hasta los 14 o creara la UNED. Franquista. Los socialistas valencianos quieren quitar su nombre a los colegios que lo llevan en la comunidad desde los 70. Leyendo 'Los ingenieros de Franco' (Crítica), de Lino Camprubí, descubrí a María Vigón, física nuclear de la (secreta) Junta de Investigaciones Atómicas fundada en 1948. Quizá franquista según esa vara chunga de medir. Claro que los científicos y los técnicos de la época contribuyeron a la constitución del régimen. Y al desarrollo de España. Hacían cosas. Otros deshacen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos