La ola

Desfases inadmisibles

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Dudo mucho que si alguna actividad económica pitara tanto como la turística, en cuanto a ritmo de creación de empleo, de riqueza y en aportación al PIB, se permitieran los desfases entre necesidades y actuaciones que atenazan a los principales destinos, los que fueron el germen de esta industria y los que tiran de la economía en los buenos momentos, pero también en los malos, y eso que la crisis ha sido larga. El jueves se dieron cita en Torremolinos los alcaldes de los ocho municipios españoles pioneros del turismo de sol y playa, unidos en una alianza que tiene mucho recorrido, razón de ser y que nace con vocación de alzar la voz. Sólo estas ocho localidades generan cerca de 50 millones de pernoctaciones hoteleras al año. Un dato que debe poner en alerta al Gobierno a fin de considerar sus retos como objetivos básicos para que España siga siendo líder en competitividad turística y para que el maná del viajero tenga larga y próspera vida.

Pues bien, en este encuentro, que contó con un panel de profesionales del más alto nivel de este sector, se pusieron de manifiesto situaciones que, simplemente debían estar resueltas. No es posible que cuando el turismo vive años de récord que obligan a planificar el crecimiento de estas ciudades para garantizar que la estancia sea agradable para el turista y para el ciudadano, las actuaciones urbanísticas que deben acompañar a esta adaptación tengan que cumplir con tramitaciones se que prolongan diez años. ¿No sería más fácil articular medidas para flexibilizar los proyectos relacionados con el turismo? Tampoco se comprende cómo estos municipios, que soportan durante muchos meses cargas que multiplican hasta por cinco su población, estén tan atados en cuanto al techo de gasto como los que pierden habitantes. Se requiere ya, porque no debería ser una reivindicación sino un hecho, una línea de financiación acorde al poder de creación de riqueza que tienen estos destinos. Urge una solución para afrontar con garantías el futuro. Así es difícil reinventarse y fácil morir de éxito.

Fotos

Vídeos